La tensión entre EE UU y Rusia se agita otra vez por Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. / El País
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. / El País
Washington le pide explicaciones a Moscú por las últimas acciones que tuvo contra Kiev. En tanto, el Reino Unido y la Unión Europea han manifestado su preocupación por la situación.
La tensión entre EE UU y Rusia se agita otra vez por Ucrania

La tensión entre Estados Unidos y Rusia se reaviva. Y es que Washington le pidió explicaciones a Moscú por los recientes movimientos militares en la frontera con Ucrania. "Son provocaciones", ha dicho el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quien señaló que la Administración de Biden no dudará en comerse el pleito en este tema. 

Después, un vocero de la Casa Blanca mencionó a la agencia Reuters que Estados Unidos está “abierto a llegar a un compromiso con Moscú” sobre la situación, describiendo como “creíbles” los informes de movimientos de tropas rusas en la frontera entre Ucrania y Crimea, la península tomada por los rusos en 2014.

"Los movimientos fueron precedidos por violaciones de un alto el fuego de julio de 2020 que mataron a cuatro soldados ucranianos e hirieron a otros cuatro", apuntó. 

Esta situación motivó la reacción del Reino Unido y la Unión Europea. “El primer ministro, durante una llamada telefónica al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, reafirmó su “inquebrantable apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania”, indicó un comunicado del Gobierno de Boris Johnson. 

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, dijo que estaba “siguiendo con severa preocupación la actividad militar Rusia alrededor de Ucrania”. También indicó que mantuvo una llamada telefónica con el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, y en ella le prometió su “apoyo inquebrantable con la soberanía e integridad territorial” de Ucrania.

Francia y Alemania también expresaron el domingo sus preocupaciones por el aumento de las tensiones en el este de Ucrania.

La embajada de Alemania en Ucrania compartió un comunicado conjunto en el que se señala la preocupación de Berlín por “el creciente número de violaciones del alto el fuego en este de Ucrania”.

“Estamos siguiendo la situación y pedimos moderación y una desescalada inmediata de las tensiones”, ha compartido la embajada alemana. Asimismo, ha añadido en el texto que “apoyan la soberanía y la integridad territorial de Ucrania” y han solicitado que “continúen los esfuerzos para que se implementen los acuerdos de Minsk”.

La respuesta no tardó en llegar. “Rusia desplaza a sus fuerzas armadas en su territorio como le parece”, declaró el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov. “Pero eso no representa ninguna amenaza para nadie ni debe preocupar a nadie”, puntualizó.

Como se conoce, en el este de Ucrania los conflictos se han mantenido desde hace años por las tensiones entre Ucrania y Rusia.

En el caso de Crimea, Rusia anexionó este territorio durante el conflicto de 2014 antes de que la población decidiera su incorporación en un referéndum, mientras que la región de Donbás vive desde hace años un conflicto armado que enfrenta a las tropas del Gobierno ucraniano y a los separatistas prorrusos. 

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia. Las hostilidades han dejado hasta la fecha unos 13.000 muertos, según estimaciones de la ONU. @mundiario

La tensión entre EE UU y Rusia se agita otra vez por Ucrania
Comentarios