Los talibanes atacaron Panjshir, el último bastión afgano

Panjshir se resiste a los talibanes.
Panjshir se resiste a los talibanes.
Tras la retirada oficial de las tropas extranjeras, la milicia busca apoderarse de la única provincia que le es esquiva. 
Los talibanes atacaron Panjshir, el último bastión afgano

Los talibanes no tienen el control total de Afganistán. Panjshir se mantiene como la única de las 34 provincias que no está bajo el dominio de la milicia. Sin embargo, en la noche de ayer, se ha realizado una serie de actos para cambiar esta situación tras la retirada de las tropas extranjeras. 

”Los talibanes llevaron a cabo desde anoche, desde el oeste de Panjshir, varios ataques contra nuestras tropas, pero todos ellos fueron rechazados”, aseguró este martes en un comunicado Fahim Dashti, portavoz del conocido como Frente Nacional de Resistencia de Panjshir, formado por las tropas y el Gobierno regional.

Durante los ataques, añadió el vocero, los talibanes sufrieron numerosas bajas, con unos 30 insurgentes muertos, 15 heridos y también varios de ellos fueron capturados con vida. 

”Las operaciones contra Panjshir están dirigidas por Qari Fasihuddin, el adjunto de la comisión militar de los talibanes, que también es de la etnia tayika predominante en esa región y procede de la provincia nororiental de Badakhshan", señaló el vocero. 


Quizá también te interese:

Panjshir, el único territorio que resiste al avance de los talibanes

Los ISIS-K, los terroristas islámicos que los talibanes no pueden controlar

La ruta de los afganos para huir de los talibanes


El Frente Nacional de Resistencia en Panjshir está compuesto por los guerrilleros locales y los restos de las tropas del antiguo Gobierno afgano, que se retiraron a la provincia cuando el resto del país colapsó este mes bajo el control de los talibanes.

Las fuerzas en Panjshir están dirigidas por el ex vicepresidente afgano, Amrullah Saleh, autoproclamado nuevo presidente de Afganistán tras la huida del país durante la toma de Kabul del ex mandatario, Ashraf Ghani, y Ahmad Massoud, hijo del difunto comandante afgano Ahmad Shah Massoud.

Los talibanes afirmaron que aunque poseen la capacidad militar de capturar por la fuerza el valle de Panjshir, situado a unos 150 kilómetros al norte de Kabul, todavía esperan que prosperen las negociaciones para lograr poner fin a la disputa de manera pacífica.

UN BASTIÓN RESISTENTE

Hace unos días, en MUNDIARIO relatamos detalles sobre Panjshir, como la única provincia de Afganistán que no sucumbía a los talibanes.

La provincia de Panjshir, ubicado a 150 kilómetros del noreste de Kabul, se caracteriza por los elevados acantilados y desfiladeros que combina con la fuerza natural que destila. No es fácil moverse por este territorio debido a que tiene montañas muy altas. De hecho, queda muy cerca de la cordillera del Hindú Kush que colinda por el noroeste de Pakistán.

Actualmente, cuenta con varios recursos, como minas de esmeraldas, represas hidroeléctricas y un parque eólico. Y Estados Unidos favoreció la construcción de carreteras y de una torre de radio que recibe señales de la capital. Sin embargo, no resulta un lugar potente para invertir. 

La zona tiene actualmente entre 150.000 y 200.000 habitantes, casi todos ellos hablantes de persa y de la etnia tayika, que son aproximadamente una cuarta parte de los 38 millones de personas que viven en Afganistán. Es una población históricamente antitalibán.

Como decíamos, en Panjshir hay una figura clave que ha sido el símbolo de la resistencia a los talibanes. Se trata de Ahmad Shah Massoud, un famoso guerrillero muyahidín que fue asesinado por al Qaeda dos días antes del 11-S (2001) y que lideró la lucha por la autonomía de la región en los 80 y los 90.

Apodado como el "León de Panjshir" (Panjshir significa "cinco leones") su retrato puede encontrarse en muchos lugares de la capital afgana, desde monumentos hasta vallas publicitarias y escaparates, y a lo largo y ancho de la provincia de Panjshir.

Ahmad Shah Massoud es un venerado señor de la guerra para muchos afganos. Fue declarado héroe nacional por el presidente Hamid Karzai, y desde 2012 cada 9 de septiembre se conmemora su aniversario de muerte como el Día de los mártires y de Ahmad Shah Masud.

En un artículo de opinión publicado este jueves en The Washington Post, el hijo del "León de Panjshir" dijo que sus combatientes cuentan con el apoyo militar de miembros de las fuerzas especiales y del ejército afgano, y que tienen "municiones y armas almacenadas pacientemente" desde la época de su padre "porque sabíamos que este día podría llegar".

"Si los señores de la guerra talibanes lanzan un asalto, por supuesto se enfrentarán a una firme resistencia por nuestra parte . [...] Sin embargo, sabemos que nuestras fuerzas militares y nuestra logística no serán suficientes. Se agotarán rápidamente a menos que nuestros amigos de Occidente puedan encontrar la manera de abastecernos sin demora". @mundiario

 

 

 

Los talibanes atacaron Panjshir, el último bastión afgano
Comentarios