La situación del PSOE lleva al PP a pensar en unas terceras elecciones

Mariano Rajoy, presidente español.
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones.

Mariano Rajoy y su gente contemplan el desmoronamiento de los socialistas desde la distancia mientras se convencen de que unos terceros comicios los dejarían en una situación inmejorable.

La situación del PSOE lleva al PP a pensar en unas terceras elecciones

Mariano Rajoy ya hizo lo que podía hacer para desbloquear el bochorno político en que está metida España. Llegó a un pacto con Ciudadanos, se presentó a su investidura y perdió sin poder replicar. Ahora, el Partido Popular tiene claro que hasta que el PSOE no les de una razón para confiar en ellos, la situación no cambiará y ellos no tienen planeado arriesgarse a moverse y dar un paso en falso. En definitiva, el PP advierte de que ya no le vale la abstención del PSOE y le exige estabilidad. Los populares quieren que los socialistas acepten los Presupuestos y les garanticen una legislatura larga o irán a terceras elecciones en diciembre.

Y esa última posibilidad se ha convertido en un temor en los pasillos de los socialistas. "Ojalá nos podamos abstener", llegó a decir un alto mando del PSOE hace unos días. El partido rojo está en una encrucijada y no tiene claro cuál es el Norte al que deben dirigirse. Así, su discurso se queda en nada, pues si Rajoy no pretende una nueva investidura, no habrá sentido en continuar con el discurso del no que legó Pedro Sánchez, ni en iniciar el de la abstención.

En Génova ven a la distancia cómo el partido socialista naufraga con todos sus líderes dándose el timón entre ellos. Esperan los celestes que, tras el Comité Federal rojo, el partido por fin les de garantías de gobernabilidad. En otras palabras, que dejen a su líder llegar al poder y, a la vez, que les echen la mano para sacar adelante el tema de los presupuestos, que tiene a Bruselas acosando con la mirada a Madrid. Así, ante la incertidumbre del PSOE -aunque lo más probable es que su comité tenga que retractarse de su decisión de abstenerse y conseguir apoyo para los presupuestos- los cuarteles de Génova empiezan a ver con buenos ojos la oportunidad de unas terceras elecciones. "Veo muy probables las terceras elecciones pero a ver qué dice el gallego", dijo un dirigente popular. @hmorales_gt

La situación del PSOE lleva al PP a pensar en unas terceras elecciones
Comentarios