Los servicios de seguridad catalanes están preocupados por la violencia de las protestas

Mossos d´Escuadra imagen referencial  de una protesta. / RR SS
Mossos d´Escuadra imagen referencial de una protesta. / RR SS
Los agentes de los Mossos han sido víctimas de agresiones que de acuerdo a los voceros de la institución, nunca antes habían sufrido en protestas o manifestaciones.
Los servicios de seguridad catalanes están preocupados por la violencia de las protestas

Los índices de violencia que se están presentando en las manifestaciones en rechazo a la condena contra los políticos por el procés, se ha saldado con varios heridos tanto del lado de la sociedad civil que se encuentra en las calles como de los servicios de seguridad que hacen todo para contener la violencia de determinados grupos.

En ese sentido, se pudo conocer a través de El Periódico que el balance general después de cuatro jornadas de altercados tiene sorprendido a los Mossos d´Esquadra, cuyas autoridades están consternadas por los índices de violencia que se han perpetrado en los últimos días, que de acuerdo a los propios agentes es algo que nunca se había visto en Cataluña.

Piedras, botellas de cristal, cócteles molotov, líquidos abrasivos y peleas cuerpo a cuerpo son algunas de las particularidades de los enfrentamientos que se han desarrollado en las principales ciudades de la región. La situación ha llegado a un extremo, que los proyectiles foam no han logrado intimidar al grupo de manifestantes como normalmente suele ocurrir.

De igual forma se han detectado personas haciendo uso de ropa táctica con sus respectivas protecciones como gafas de jardinería, cascos y escudos, para repeler las acciones de los grupos de seguridad.

El mismo medio de comunicación detalla, que los ataques son cada vez más perpetrados por chicos muy jóvenes, catalanes y sin antecedentes penales, que aparentemente estarían sumados a estos actos en una suerte de euforia en lugar que por razones meramente políticas y reivindicativas.

Asimismo El Periódico informó, que los Mossos a través de sus servicios de investigación han detectado un buen número de infiltrados entre los protestantes, es decir un grupo de colectivos anarquistas que no formaban parte originalmente de las acciones de calle y que se han sumado, para alterar aún más el orden público a través de acciones vandálicas que generan caos. @mundiario

Los servicios de seguridad catalanes están preocupados por la violencia de las protestas
Comentarios