El segundo debate electoral de Madrid naufraga ante el choque de Monasterio e Iglesias

Pablo Iglesias, ex líder de Podemos. / Cadena Ser.
Pablo Iglesias y Rocío Monasterio en el debate de la cadena SER. / Cadena Ser.
El debate en la Cadena SER acaba abruptamente luego de que Monasterio desafiara a Iglesias: “Si usted es tan valiente, levántese y lárguese”.
El segundo debate electoral de Madrid naufraga ante el choque de Monasterio e Iglesias

El debate electoral en la Cadena SER ha reventado nada más comenzar. El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha abandonado abruptamente el estudio en el que se reunían los candidatos a las elecciones madrileñas, luego de que la cabeza de cartel de Vox, Rocío Monasterio, se negara a retractarse por poner en duda la amenaza de muerte que ha recibido Iglesias en una carta con cuatro balas. 

“Si no se retracta abandonaremos el debate”, le espetó el exvicepresidente del Gobierno a la representante de la ultraderecha en el primer turno de palabra y Monasterio respondió desafiante: “Si usted es tan valiente, levántese y lárguese”.

La escena ha derivado en un intenso altercado en el que la moderadora, la periodista Àngels Barceló, ha intentado -sin éxito- evitar que Iglesias se marchara del estudio, mientras los otros tres presentes (Ángel Gabilondo, Mónica García y Edmundo Bal) reprochaban a Monasterio su actitud. “Esto no es un espectáculo, es un debate electoral entre demócratas”, sentenció la presentadora, que también fue blanco de Monasterio:  “¡Usted es una activista!”

Tras la agitada bronca, el resto de participantes ha intentado sacar adelante un debate que ya arrancaba sin la presidenta madrileña, la popular Isabel Díaz Ayuso; y que pretendía centrarse en la gestión sanitaria, pero terminó naufragando ante las constantes provocaciones de la cabeza de lista de Vox.

Gabilondo, Bal y García le rogaban al unísono “un poco de educación” a Monasterio, que despotricaba contra la “dictadura de la SER”. “¿Pero en qué colegio ha estudiado usted?”, llegó a decirle la candidata de Más Madrid. La paciencia se agotó tras un intermedio en el debate. “Yo no me quedo aquí por respeto a la democracia”, anunció Gabilondo. Y lo secundó García: “No quiero permanecer ni un minuto más en este estudio con usted y con su odio”, dijo mirando a la cara a Rocío Monasterio. Las palabras de Bal, que intentó mediar, no fueron suficientes para convencer a los candidatos de que se quedasen: “Ángel, Mónica, os pido que no le hagáis el juego a Vox”. 

 

Tras el espectáculo de este viernes, Más Madrid y Unidas Podemos han anunciado que no participarán en más debates con Vox, lo que ha obligado a laSexta a cancelar su debate previsto para el próximo 26 de abril. Mientras, Vox destilaba euforia en Twitter. “Lo hemos echado del debate de la SER y pronto lo echaremos de la política española”, ha escrito la formación para acompañar una fotografía de Pablo Iglesias, solo, en uno de los pasillos de la cadena radiofónica.

Las amenazas que Monasterio ha puesto en duda

Rocío Monasterio arrancó el día con una entrevista en RNE, en la que puso en duda la veracidad de las amenazas que ha recibido Iglesias, sus padres, su pareja; y también la directora general de la Guardia Civil, María Gámez; y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Fuentes del Ministerio del Interior han detallado que los afectados han sido objeto de amenazas de muerte en forma de cartas acompañadas con cuatro balas de un fusil Cetme. “Pablo Iglesias Turrión, has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota”, se lee en la misiva. 

 

En su entrevista, Monasterio declaró: “Yo condeno todo lo que sea la violencia, me gustaría que ellos hubieran condenado lo que sufrimos en Vallecas. Yo, bueno, de Pablo Iglesias me creo poco, creo que todos los españoles, cada vez que oímos algo que dice Pablo Iglesias lo ponemos en duda porque nos han engañado durante este año vilmente”.

Iglesias no escondió la molestia por sus palabras y fue precisamente esta declaración la que desato el caos en la jornada de debate. “No es aceptable que cuando el ministro del Interior haya sido amenazado de muerte, la directora de la Guardia Civil, mi padre, mi madre, mi pareja y yo hemos sido amenazados de muerte con cuatro balas, la candidata de la ultraderecha ponga en duda la veracidad de esas amenazas. Si no se retracta, y vosotros permitís que siga en este debate sin retractarse, nosotros lo vamos a abandonar”. 

Rocío Monasterio no se ha movido de su postura: “Yo le animo a que vaya a una comisaría a denunciar estas amenazas. Yo lo que he dicho es que los españoles ya no nos creemos nada de este Gobierno. Si usted es tan valiente, levántese y lárguese; lárguese de este plató". E insistió: "Lárguese que es lo que queremos muchos españoles”. @mundiario 


 

El segundo debate electoral de Madrid naufraga ante el choque de Monasterio e Iglesias
Comentarios