Buscar

MUNDIARIO

Sánchez se lava las manos e insinúa que los rebrotes son responsabilidad de cada autonomía

“La gobernanza de la política sanitaria está en manos de las comunidades autónomas”, ha asegurado Sánchez en respuesta a los brotes de contagios de Covid-19 en Galicia y Cataluña.
Sánchez se lava las manos e insinúa que los rebrotes son responsabilidad de cada autonomía
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez / elbotelin.es
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez / elbotelin.es

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La pandemia de coronavirus ha dejado muy en claro que una crisis sanitaria, social y humanitaria de tal magnitud, lamentablemente, también puede ser politizada por los actores y decisores de la vida pública en España. Los conflictos, desacuerdos e impasses entre el poder central y los dominios territoriales de cada corriente política en las regiones más estratégicas del país, han quedado de manifiesto en la retórica de una crisis de salud pública donde ahora los intereses electorales son la premisa de las confrontaciones discursivas entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas de corte opositor. 

Y es que después de 14 semanas de estado de alarma, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha decidido invertir las cargas administrativas de una gestión cuyas críticas han emanado de los principales líderes autonómicos-territoriales del país, los presidentes de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Cataluña, Quim Torra, quienes ahora enfrenta peligrosos rebrotes de coronavirus en comarcas como A Mariña, en la provincia gallega de Lugo, o la comarca de El Segriá, en la catalana Lleida. 


Quizás también te interese:

Sánchez recuerda que es Feijóo quien debe decidir sobre el 12-J ante los rebrotes de coronavirus


Tanto Feijóo como Torra han tenido relaciones muy polarizadas y polarizantes con Sánchez debido a diferencias ideológicas, políticas, partidistas e incluso profesionales en torno a cuál y cómo debe ser la gestión correcta de la economía española y, actualmente, de las consecuencias devastadoras de la crisis del coronavirus. 

Pero el presidente del Gobierno ha respondido con contundencia a los dos actores políticos que una vez lo criticaron por su cuestionada gestión de la pandemia. “Vivimos en España en un Estado descentralizado”, justificó Sánchez durante la rueda de prensa que sostuvo este pasado lunes junto al primer ministro portugués, Antonio Costa, en Lisboa. 

La perspectiva del mandatario es que España mantiene un sistema político y democrático donde, pese a que el presupuesto y las finanzas del Estado son controladas y emitidas por Madrid, cada Comunidad Autónoma tiene la facultad de gestionar libremente, siempre en el marco de la ley, sus respectivas políticas públicas y decisiones en beneficio de sus ciudadanos.

“La gobernanza de la política sanitaria está en manos de las comunidades autónomas”, ha asegurado Sánchez en respuesta a los brotes de contagios de Covid-19 que se están produciendo mucha alarma y preocupación en esas dos zonas de Galicia y Cataluña, que ya han sido devueltas al confinamiento. 

Con esas declaraciones, aunque en ellas escasee la responsabilidad política y ética como jefe de Estado ante esta emergencia, Sánchez de desmarca de cualquier consecuencia o efecto social, sanitario y político que pueda tener un agravamiento del rebrote en Galicia si contra todo pronóstico se efectúan las elecciones autonómicas en esa comunidad autónoma el próximo domingo 12 de julio. El presidente del Gobierno ha omitido cualquier opinión al respecto, sobre si deben celebrarse o si será seguro ir a votar.

“Quien tiene que ofrecer esa información y dar la transparencia que demandan los gallegos en este caso es el presidente de la Xunta de Galicia (Alberto Núñez Feijóo)”, ha sentenciado Sánchez. 

La crisis social y económica, con evidentes fragmentaciones políticas en su Gobierno, ya es bastante apremiante para Sánchez como para hacerse cargo de lo que pueda ocurrir en Galicia si las elecciones se realizan en medio de una nueva ola de contagios en esa comunidad autónoma. Eso es lo que el mandatario ha querido dar a entender a la opinión pública española. @mundiario