Riesgo de triple división en Irak con Siria en situación semejante al Líbano

Más de 20.000 terroristas ingresaron a Siria desde 2011 para derrocar a Bashar Al-Assad.
Miembros del ISIS.

Patrick Cockburn culpa a Occidente, gobiernos y medios de comunicación de una visión simplista y frecuentemente errónea del fenómeno del yihadismo. EL autor comenta el libro de Cockburn.

Riesgo de triple división en Irak con Siria en situación semejante al Líbano

Patrick Cockburn culpa a Occidente, gobiernos y medios de comunicación de una visión simplista y frecuentemente errónea del fenómeno del yihadismo. EL autor comenta el libro de Cockburn.

ISIS/El retorno de la yihad es un análisis de la violencia yihadista con especial atención a la creación del ISIS y del Estado islámico que impulsa en Irak y Siria, escrito por un periodista británico con décadas de residencia en la zona. En la estela de otro célebre periodista, Robert Fisk, autor de una obra de referencia para entender Oriente Medio, Patrick Cockburn culpa a Occidente, gobiernos y medios de comunicación de una visión simplista y frecuentemente errónea del fenómeno del yihadismo.

En su análisis los Estados impulsores de esa violencia, tanto de grupos como Isis o Al-Qaeda como de otros menos conocidos, son Arabia Saudí y Pakistán, seguidos de las monarquías del Golfo y de Turquía aunque por distintos motivos en el caso de esta última, interesada en debilitar a Asad y a los kurdos. Así, grupos locales contrarios a los chíies, fueron financiados desde esos países . Los grupos violentos han borrado a los grupos opositores no identificados con ellos en Siria.

El simplismo occidental ha querido ver en las pasadas revueltas árabes una reedición de los movimientos habidos en Europa tras la caída del Muro de Berlín que condujeron a la democracia en muchos países. Bien por el contrario, explica el autor, la debilidad de los grupos opositores y la utilización masiva de las nuevas tecnologías, provocaron un espejismo. No pudieron consolidarse en Siria, ni Egipto, ni Bahrein. Los únicos casos en los que provocaron la caída de los dictadores, como Libia, Irak o Afganistán, fue con el concurso de ejércitos de países occidentales, con la excepción de Túnez. Libia se encuentra en la anarquía y la estabilidad de los otros dos países está artificialmente sostenida con la presencia de ejércitos occidentales. La debilidad de la oposición, la militarización de los conflictos y la extrema violencia, dejan en manos de países extranjeros cualquier solución.

ISIS se estaría apoyando en la población suní, para desestabilizar Irak superando la línea Sykes-Picot que delimitó las fronteras actuales al término de la Primera Guerra Mundial. En el momento actual Irak se encaminaría al fraccionamiento en tres Estados, con mayorías respectivas suní, chií y kurda con Siria en situación semejante al Líbano.

Riesgo de triple división en Irak con Siria en situación semejante al Líbano
Comentarios