El riesgo de contagio de la ola del Brexit y de Trump a Francia no pasó por Holanda

Mark Rutte.
Mark Rutte, vencedor ante Geert Wilders.

Después del Brexit y el éxito que supuso la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el populismo xenófobo ha recibido su primera gran derrota en Occidente. "Hemos parado al populismo equivocado", dijo el liberal Mark Rutte, el ganador en las elecciones de Holanda.

El riesgo de contagio de la ola del Brexit y de Trump a Francia no pasó por Holanda

El riesgo de contagio de la ola del Brexit y de Trump a Francia no pasó por Holanda. Los holandeses no se abonaron a la extrema derecha ni al populismo, según los resultados de las elecciones, en general coincidentes con los sondeos a pie de urna de Ipsos, que ya daban como ganador al actual primer ministro holandés, el liberal de derechas Mark Rutte, y revelaban que el populista de derechas Geert Wilders, el candidato racista y antieuropeísta que en algún momento llegó a liderar las encuestas de su país, no ha tenido tanto apoyo como el que se le presuponía en Holanda.

Después del Brexit y el éxito que supuso la llegada del republicano Donald Trump a la Casa Blanca, el populismo xenófobo ha recibido en Holanda su primera gran derrota en Occidente.

A espera de los resultados definitivos, el escrutinio sitúa a Mark Rutte en primer lugar con 33 escaños, en todo caso muy lejos de los 76 que se necesitan para formar Gobierno en Holanda. La participación –del 82%– fue la más alta de los últimos 31 años.

"Hemos parado al populismo equivocado", dijo Mark Rutte, el virtual ganador en un mitin en La Haya, capital de Mark Rutte, tras conocer los primeros resultados.

En principio, el liberal Mark Rutte tendrá que entenderse con tres o cuatro partidos para tratar de formar un ejecutivo que le mantenga en el poder otros cuatro años más. Los socialistas no están en condiciones de aportarle mucho. Pero sí los verdes.

Geert Wilders, del llamado Partido para la Libertad, obtuvo 20 asientos, igual que los cristianodemócratas y los liberales de izquierda (D66). Wilders suma, pues, cinco escaños más que en 2012 pero lejos de los 22 alcanzados en 2010.

El riesgo de contagio de la ola del Brexit y de Trump a Francia no pasó por Holanda
Comentarios