Resistiremos

Pedro Sánchez y Salvador Illa. / Pool Moncloa / JM Cuadrado
Pedro Sánchez y Salvador Illa. / Pool Moncloa / JM Cuadrado
Queda la siguiente fase aún, más dura que esta y que pondrá a prueba nuestras fuerzas, en una crisis sanitaria sin precedentes con la que se topó el Gobierno. Resistiremos y venceremos. [email protected]

Resistiré es el himno que impregna todos los días los balcones y ventanas de todo el país y que día tras día nos sigue motivando y uniendo. Es duro, a la par que emocionante ver en los ascensores mensajes de personas ofreciendo ayuda a sus vecinos mayores, o carteles en contenedores agradeciendo la labor del personal encargado de limpieza en nuestras ciudades y pueblos. Impresionante la lucha de nuestro personal sanitario, ellos y ellas son el símbolo de la lucha contra la crisis del coronavirus y nos recuerdan que es clave y prioritario blindar a nuestra sanidad pública en Galicia frente a recortes, privatizaciones y precariedad laboral. Verdaderos héroes y heroínas nuestros profesionales sanitarios que nos enseñan que nuestra Sanidad es el pilar que sustenta a nuestro país.

Queda la siguiente fase aún, más dura que esta y que pondrá a prueba nuestras fuerzas, en una crisis sanitaria sin precedentes con la que se topó el Gobierno, que lucha con las medidas más potentes de la democracia para afrontar el reto más duro en nuestro país. Es en estos momentos donde el verdadero patriotismo aflora y donde mirando a través de nuestras ventanas a nuestros vecinos sentimos el verdadero orgullo de ser españ[email protected] y [email protected] por todo el altruismo y capacidad de adaptación que nuestra sociedad está demostrando.

La lealtad institucional y la voluntad de colaborar se hacen indispensables cuando se pone en marcha el escudo protector de la ciudadanía para poner en marcha las medidas sociales y económicas más potentes de la historia de la democracia y plasmar a la sociedad que la unión hace la fuerza. Y que nuestra bandera ondea más fuerte que nunca a base de generosidad, de esfuerzo y tesón. Nuestra bandera hoy se dibuja con la ejemplaridad del confinamiento social, con el esfuerzo vocacional y altruista de nuestro personal sanitario, se dibuja con las empleadas de los supermercados atendiendo demandas sin precedentes, con los profesionales de la comunicación transmitiendo información al segundo, con las trabajadoras de los servicios sociales brindando apoyo al silencio más oscuro de la precariedad, nuestra bandera se dibuja con los que cuidan a nuestros mayores, diana del Covid-19, se dibuja con quienes recogen nuestra basura a diario y limpian nuestras calles, se dibuja con nuestras Fuerzas y Cuerpos de  Seguridad velando por nuestra seguridad y con todos los que siguen en guardia y trabajando expuestos para mantener vivo a nuestro país. Y también no olvidemos el plus de esfuerzo que hacen muchas personas con alguna discapacidad o enfermedad mental, cuyo encierro supone toda una proeza digna de reconocimiento. También a todas esas personas y familias que viven el confinamiento en hogares sin recursos donde se vuelve un reto complicado. Todas esas personas construyen hoy nuestra verdadera bandera, todos y todas [email protected]

¿Cuántas veces ante el estrés pensamos en desaparecer un tiempo? ¿Cuántas veces pensamos en parar el tiempo? ¿Cuántas veces deseamos poder tener hueco para nosotros mismos? ¿O poder pasar tiempo con nuestros [email protected]? Estamos aquí y ahora en ese paréntesis de nuestras vidas, en un paréntesis de vidas que van muy rápidas, de tiempo que corre deprisa, de una sociedad muy rápida y consumista, todos a la vez estamos aprendiendo que en un segundo todo puede cambiar.

Resistiremos y venceremos. [email protected] @mundiario