Los republicanos dan el visto bueno a la polémica reforma fiscal de Donald Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / Twitter
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / Twitter

El grupo ha alcanzado un acuerdo definitivo sobre la iniciativa impulsada por el presidente de Estados Unidos luego de meses de  reveses y luchas internas.

Los republicanos dan el visto bueno a la polémica reforma fiscal de Donald Trump

Es un hecho. Donald Trump se ha salido con la suya. Luego de meses de reveses y luchas internas, el Partido Republicano finalmente ha dado el visto bueno a la polémica reforma fiscal impulsada por el presidente de Estados Unidos. El texto definitivo, que ha sido aprobado este viernes, da luz verde a un paquete de recortes que supondrá la mayor rebaja del impuesto de sociedades de la historia reciente de la nación norteamericana, del 35% al 21%.

Los legisladores republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado han alcanzado un acuerdo tras un largo y doloroso camino. Los lineamientos generales fueron presentados por Trump en abril pasado y desde entonces no se había podido avanzar demasiado. El consenso ha llegado tras unos cambios que aseguran el respaldo de senadores indecisos como el Florida, el energético Marco Rubio.

Ahora, la aprobación de la reforma es casi un hecho, ya que los republicanos cuentan con mayoría en ambas instancias. Lo cual significa que el magnate neoyorquino se encamina hacia su primera gran victoria legislativa, tras una pila de fracasos consecutivos entre los que destaca principalmente el de la reforma sanitaria.

El texto, de 1.000 páginas, supone en sí mismo un descenso en la recaudación impositiva de 1,5 billones de dólares en 10 años. Pero eso no es todo. El cóctel además viene acompañado de clara mejora para los ricos estadounidenses, quienes desde ahora serán un poco más ricos, puesto que, gracias a Trump, pasan de un tope del 39,6% al 37%.

En el caso de las multinacionales, se les permitirá deducir hasta el 80% de sus pérdidas operativas netas en el extranjero, y también se duplica la exención del impuesto de sucesiones, de 5,5 millones a 11 millones de dólares de herencia por persona, según apunta el diario español El País. Pero ahí no queda todo. El paquete se completa con cachetada al Obamacare: regresa la ley de obligación de tener seguro médico. Una disposición que sin duda significará una reducción masiva de la cobertura sanitaria.

Los demócratas han expresado su negativa a la reforma advirtiendo que la misma solo acarreará más déficit y pobreza. Pero Donald Trump, fiel a su filosofía desafiante, ha decidido no escuchar consejos y asegurar que esta reforma es necesaria para revitalizar la actividad económica de la nación norteamericana y acelerar el crecimiento anual del país por encima del 3 %. @mundiario

Los republicanos dan el visto bueno a la polémica reforma fiscal de Donald Trump
Comentarios