Los rebeldes hutíes de Yemen lanzan dos misiles balísticos contra un buque estadounidense

Buque de guerra USS Carney de EE UU. / Departamento de Defensa EE UU
Buque de guerra USS Carney de EE UU. / Departamento de Defensa EE UU

El USS Mason había respondido junto a otras embarcaciones aliadas a un llamado de socorro de un barco petrolero que fue abordado por rebeldes armados en el Golfo de Adén.

Los rebeldes hutíes de Yemen lanzan dos misiles balísticos contra un buque estadounidense

En un dramático incidente en el Golfo de Adén, dos misiles balísticos fueron lanzados desde territorio controlado por los rebeldes hutíes en Yemen hacia un buque de guerra estadounidense. Todo comenzó cuando la Armada estadounidense respondió a una llamada de socorro de un petrolero comercial llamado Central Park, que había sido capturado por individuos armados.

El USS Mason, un destructor de misiles guiados, y otros barcos aliados de un grupo de trabajo contra la piratería, operando en el Golfo de Adén y frente a la costa de Somalia, respondieron al llamado de ayuda. Su misión: exigir la liberación del barco. Según el Comando Central de Estados Unidos, cinco individuos armados intentaron huir del barco atacado, pero fueron perseguidos por el USS Mason, resultando en su rendición.

Sin identificar a los atacantes, el comunicado oficial detalla que horas después, a las 1:41 a.m. hora local del lunes, dos misiles balísticos fueron lanzados desde áreas controladas por los rebeldes hutíes en Yemen hacia la ubicación general del USS Mason y el Central Park. Afortunadamente, los misiles cayeron en el Golfo de Adén, aproximadamente a diez millas náuticas de los barcos. Dado que el USS Mason estaba completando su respuesta al llamado de socorro, no se reportaron daños ni heridos en el Central Park ni en el destructor de la Armada estadounidense.

El petrolero, que transportaba ácido fosfórico, solicitó ayuda tras ser atacado por una entidad desconocida. Zodiac Maritime, la empresa que administra el Central Park, aseguró que la tripulación, el barco y la carga están ilesos.

El incidente toma un giro adicional al revelar que el petrolero tiene vínculos aparentes con una empresa de propiedad israelí. Aunque Zodiac Maritime se asocia con Ofer Global, propiedad del multimillonario israelí Eyal Ofer, un portavoz afirmó que Zodiac "no es propiedad de Ofer Global".

El general Erik Kurilla, comandante del Comando Central de Estados Unidos, subrayó la importancia de la seguridad marítima para la estabilidad regional y anunció la continuación de esfuerzos con aliados y socios para garantizar la seguridad de las rutas marítimas internacionales. El suceso destaca la complejidad geopolítica en la región y la necesidad constante de mantener la seguridad en los mares.

Comentarios