¿Puede seguir el presidente Rajoy chocando con la prensa y escurriendo el bulto?

La mentira no merece ser defendida mientras que por la verdad y la libertad a veces se debe entregar la vida. ¿Lo sabe y practica Rajoy?
¿Puede seguir el presidente Rajoy chocando con la prensa y escurriendo el bulto?

1359997094_570256_1359997933_album_normal

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y Angela Merkel, tras su reunión.

A Mariano Rajoy le esperaba una cita complicada en Berlín con frau Merkel, porque últimamente se había distanciado un tanto de su ortodoxia, la había presionado suavemente; además, parece ser, que, en un alarde de sensibilidad, al Gobierno alemán preocupa el paro, sobre todo juvenil, en España; máxime cuando  la prima de riesgo ha vuelto a escalar en altura en las últimas horas.

Para terminar, el caso Bárcenas le ha estallado a Rajoy en las manos y aunque él no estuviese involucrado, no puede abonarse al dontancredismo, pues es presidente del PP y presidente del Gobierno. Tampoco puede estar reaccionando constantemente como un niño caprichoso, culpando a la Oposición y amedrentando a la ciudadanía con querellas, chocando con la prensa y escurriendo el bulto.

En Berlín, el presidente del Gobirno no ha podido eludir las preguntas de los periodistas y sus respuestas pueden condicionar el futuro de no pocos factores de estabilidad y crecimiento en los distintos planos de la realidad nacional, de modo que Rajoy, por el bien de España y del PP, tendrá que fajarse si de lo que blasona es de verdad, pues una mentira no debe ser defendida, pero la verdad moral es fundamento de todo lo demás que atañe a las personas.

¿Puede seguir el presidente Rajoy chocando con la prensa y escurriendo el bulto?