Rafael Correa plantea la unidad latinoamericana para plantar cara al capital transnacional

Mandatarios hispanoamericanos en la toma de posesión de Correa.
Mandatarios hispanoamericanos en la toma de posesión de Correa.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pide a la comunidad internacional evitar que las democracias latinoamericanas sean restringidas por los intereses de países hegemónicos.
Rafael Correa plantea la unidad latinoamericana para plantar cara al capital transnacional

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió a la comunidad internacional evitar que las democracias latinoamericanas sean restringidas por los intereses de países hegemónicos, que a su vez están dominados por el capital.

En la ceremonia de posesión de su nuevo mandato presidencial, el Jefe de Estado ecuatoriano reiteró que el orden mundial no solo es injusto, sino inmoral. Los dobles estándares cunden por doquier y se quiere sostener hasta las más aberrantes irracionalidades, en función del capital.

“No pretendemos cambiar esta situación desde Ecuador, probablemente la cambiarán los ciudadanos indignados del primer mundo, pero al menos debemos defender a nuestros pueblos de estos poderes, evitar que nuestras democracias sean restringidas, mantener nuestras soberanías”, comentó.

Para el presidente Correa, la Patria Grande ya no es sólo un ideal de nuestros libertadores, es una necesidad de supervivencia, un escudo contra la explotación, contra el neocolonialismo.

En su  discurso, Correa planteó la unidad de Latinoamérica. “Desunidos nos seguirán tratando como el patio trasero. Separados, será el capital transnacional el que nos imponga las condiciones. Juntos, seremos nosotros los que pongamos las condiciones a ese gran capital en función de nuestros pueblos”, puntualizó.

En su discurso de investidura, el mandatario reiteró la necesidad de la unidad de América Latina, con el único fin de evitar los abusos del capital transnacional. En ese marco, propuso la creación de nuestras propias instancias para resolver controversias en materia de inversiones y el establecimiento de un salario mínimo regional, para nunca más competir, afectando a nuestra fuerza laboral.

“No hay tiempo que perder, tenemos demasiado por hacer a nivel de la Patria Grande”, afirmó al rendir tributo a los desaparecidos líderes latinoamericanos: Néstor Kirchner, ex presidente de Argentina; y el comandante Hugo Chávez Frías, ex mandatario de Venezuela, de quienes dijo: “abrieron este cambio de época en nuestro continente”.

“Podrán haber partido físicamente, pero quedan millones de Kirchner y de Chávez, para continuar con el sueño de la Patria Grande, unida, justa, libre y digna”, apostilló.

Rafael Correa plantea la unidad latinoamericana para plantar cara al capital transnacional
Comentarios