Vladimir Putin recrudece su persecución contra la prensa en Rusia

Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa. RR SS.
Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa. RR SS.
El presidente ordena allanar la casa de un periodista que investigó un caso relacionado al Gobierno. Se trataba del ministro del Interior, Vladimir Kolokoltsev.
Vladimir Putin recrudece su persecución contra la prensa en Rusia

El ejercicio del periodismo sigue complicado en Rusia. El presidente Vladimir Putin ordenó allanar la casa de Roman Badanin, editor jefe del medio digital de investigación Proekt (”Proyecto”), y María Zholobova, una de sus periodistas. Esto porque ambos revelaron una pesquisa sobre el ministro del Interior, Vladimir Kolokoltsev, y su supuesta fortuna.

La nota tenía por nombre “Retrato del Ministro del Interior Vladimir Kolokoltsev con su familia y muchachos”, la cual se divide en cuatro partes: Cómo el hijo de un ministro se acercó a la familia de autoridad, Cómo se enriquecieron los parientes de Kolokoltsev, Cómo el ministro se hizo amigo de empresarios de renombre y Lo que esconde el hijo del jefe del Ministerio del Interior.

Badanin era un sospechoso en el caso, según dijo a la televisora independiente rusa Dozhd su abogada, Anna Bogatyryova, mientras que Zholobova era considerada como testigo. Sin embargo, no estaba claro por qué la policía había incluido a Rubin, el número dos de Badanin y detenido también. 

Mientras se llevaban a cabo los cateos  Proekt seguía minuto a minuto lo que sucedía por Telegram. El último mensaje que publicaron en esa red social fue el siguiente: "Consideramos estas acciones como un intento de censurar y presionar a nuestros colegas y exigimos que cesen las acciones de investigación contra los periodistas del Proyecto".

Proekt, una de las últimas noticias independientes que quedan en Rusia, saltó a la fama con sus investigaciones sobre la supuesta hija extramarital de Putin, la propiedad de élite del recién nombrado primer ministro Mikhail Mishustin y la supuesta riqueza ilícita del líder checheno Ramzan Kadyrov.

No es la primera vez que el Kremlin acecha contra la prensa independiente. Dos populares medios, Meduza y VTimes, fueron designados como “agentes extranjeros”, una denominación impuesta a grupos, medios o personas que reciben financiamiento del extranjero. La designación conlleva un escrutinio adicional del gobierno y una fuerte connotación peyorativa que podría desacreditar a los que la reciben.

VTimes cerró este mes tras ser incluido en la lista de agentes extranjeros, mientras que Meduza lanzó una campaña de recaudación de fondos.

Por otro lado, el Gobierno ruso empleó una ley para imponer fuertes multas a Radio Free Europe/Radio Liberty, con financiamiento estadounidense, por no identificar su material como producido por “agentes extranjeros”. La emisora ha pedido la intervención de la Corte Europea de Derechos Humanos. @mundiario

Vladimir Putin recrudece su persecución contra la prensa en Rusia
Comentarios