Podemos y el PSOE exigen la destitución de Trillo tras el dictamen del Yak

Federico Trillo (primer plano).
Federico Trillo (primer plano).

El exministro está en una situación delicada luego de que se constatara su responsabilidad en el accidente del Yakolev en mayo de 2003. Mariano Rajoy se niega a acatar.

Podemos y el PSOE exigen la destitución de Trillo tras el dictamen del Yak

PSOE y Podemos se han pronunciado para demandar la destitución de Federico Trillo como titular de la embajada española en el Reino Unido. Su protesta llega luego de que EL PAIS publicara un informe del Consejo de Estado en el que se confirma la responsabilidad que tuvo el Ministerio de Defensa en el accidente del Yakolev el 26 de mayo de 2003.

Mariano Rajoy y el PP han dado la cara por Trillo, quien era ministro de Defensa al momento del accidente que resultó en 62 militares muertos, que en el momento del suceso regresaban de Afganistán. "Eso ya está sustanciado judicialmente lo que había que sustanciar. Ocurrió hace muchísimos años", dijo el presidente. El jefe de Gobierno también afirmó que no estaba al tanto de la existencia del informe del Consejo de Estado. Pablo Casado vicesecretario de comunicación del partido oficial, respaldó a Rajoy y aseguró que no hay motivo para destituir a Trillo. ""Su labor como embajador es muy distinta a la que tenía hace 20 años. Un ministro de Defensa siempre vela por la seguridad y estamos comprometidos con las familias (de los fallecidos)", apuntó.

Sus argumentos no han sido bien recibidos ni en los socialistas ni en los morados, quienes en conjunto han presentado iniciativas en el Legislativo para exigir la destitución del diplomático y que los ministros de Exteriores y Defensa se presenten en la cámara para dar su versión de los hechos. "Es muy grave lo que se ha conocido del informe del Consejo de Estado que, además, fue aprobado por unanimidad. Y Trillo, como máximo representante del Ministerio de Defensa que era entonces debería cesar como embajador, por su responsabilidad política", dijo Ricardo Cortés, portavoz de Defensa del Congreso y encargado de la Internacional de la gestora socialista.

Sus palabras fueron respaldadas por Pablo Bustindy, vocero de Exteriores de Podemos, quien aseguró que "evidentemente es incompatible tener la representación de España en otro país sin haber asumido la responsabilidad política de un hecho tan grave".

A las protestas se ha unido también Ciudadanos, aunque en su caso es para que Dolores de Cospedal, hoy ministra de defensa, comparezca ante el Congreso. Los de Albert Rivera prefieren esperar antes de pedir alguna renuncia.

Rajoy y su administración siempre han defendido a capa y espada a Trillo, quien ocupa la embajada en la isla británica de 2012. Le defendieron también cuando se conoció que cobraba regularmente de una constructora mientras ejercía como diputado siempre por el partido celeste. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT
 
 

 

Podemos y el PSOE exigen la destitución de Trillo tras el dictamen del Yak
Comentarios