Perú inicia un nuevo quinquenio con incertidumbre política

Pedro Castillo asumirá como presidente de Perú.
Pedro Castillo asumirá como presidente de Perú.
Perú inicia un nuevo quinquenio con incertidumbre política

Llegó el día D para Pedro Castillo. El maestro rural de izquierda asumirá la presidencia de Perú este miércoles en medio de una gran expectativa. Esto porque el país andino enfrenta, hasta el momento, los graves efectos sanitarios y económicos de la pandemia de la Covid-19. Su investidura coincidirá, además, con una fecha histórica: los 200 años de independencia de Perú. 

Hace ocho meses, Castillo no estaba entre los favoritos a ganar las elecciones generales. El entonces candidato presidencial de Perú Libre se ubicaba entre los últimos lugares de los sondeos de opinión con apenas 0.2%. Era superado ampliamente por sus otros rivales de su espectro ideológico como Yonhy Lescano, Verónika Mendoza y Marco Arana, quienes apuntaban por llegar a la segunda vuelta del balotaje.

Sin embargo, el contexto de hartazgo por la clase política tradicional jugó para Castillo. Poco a poco, a fines de marzo, empezó a escalar como un outsider a tal que un día antes de la primera vuelta, realizada el pasado 11 de abril, se posicionaba en el primer lugar con 15%. Esta tendencia se confirmó, después, con los resultados brindados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Instalado en la segunda vuelta, Castillo se enfrentó a la conservadora Keiko Fujimori, quien recibió el respaldo de los grupos económicos y los medios de comunicación para bloquearle una victoria. Nuevamente, el destino fue contradictorio: el maestro rural se impuso a pesar de toda la campaña de demolición que recibía día a día. Lo hizo por un estrecho margen de 40 mil votos sobre Fujimori, que se negó a reconocer su derrota y buscó torpedear el triunfo de Castillo. No lo logró.


Quizá también te interese:

El Congreso de Perú elige como presidenta a una conservadora


Los observadores nacionales e internacionales no detectaron ninguna anomalía en el proceso electoral que denunciaba Fujimori. Estados Unidos y la Unión Europea coincidieron con esa posición. Frente a este panorama, hace ocho días, Castillo fue proclamado como presidente electo y, por eso, tendrá la visita del Rey de España, Felipe VI, y cinco mandatarios sudamericanos, quienes estarán en las primeras filas durante la ceremonia de investidura del nuevo mandatario. 

Castillo tendrá un camino complicado por delante. En el Congreso, conformado por 130 representantes, ha sido tomado por la oposición. Sectores de la derecha conservadora, que apoyaron a Fujimori, tienen el control de este poder del Estado. El presidente tendrá que hilar fino para conseguir aliados y así sacar adelante sus reformas. Para lograr ese objetivo, no obstante, necesita un equipo de ministros con experiencia política. 

A horas de asumir la presidencia, Castillo no ha revelado los nombres de su gabinete de ministros. En los últimos se ha voceado a  Roger Nájar, un exparlamentario muy cercano al líder del oficialista Perú Libre, Vladimir Cerrón, que tiene una sentencia por corrupción. El problema con la designación de Nájar radica en que afrontó un juicio de paternidad y alimentos por haber tenido una hija con una menor de 14 años. En ese línea, la vicepresidenta Dina Boluarte se mantiene como una opción para liderar el gabinete. 

Pese a los obstáculos, el 50% de los peruanos, según una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos, ve su futuro Gobierno con esperanza y confianza. Según una encuesta de Ipsos Perú, el 75% de los peruanos espera de él que dé prioridad a la mejora de los servicios de salud y el avance de la vacunación contra la Covid-19. Metas urgentes para los próximos meses. @mundiario

Perú inicia un nuevo quinquenio con incertidumbre política
Comentarios