El panorama de Chile podría poner a Macri en más apuros

Mauricio Macri y Cristina F. Kirchner. / Twitter @LANACION
Mauricio Macri y Cristina F. Kirchner. / Twitter @LANACION
La reacción del pueblo chileno ante las crecientes desigualdades y otras reivindicaciones sociales, podrían condicionar más al electorado argentino.
El panorama de Chile podría poner a Macri en más apuros

Las elecciones presidenciales argentinas son las principales protagonistas en el ámbito informativo latinoamericano y probablemente mundial durante este fin de semana. El domingo 27 de octubre los ciudadanos de ese país sudamericano tendrán la oportunidad de elegir la ruta a seguir en los próximos años, una decisión que podría estar condicionada a la situación que se está viviendo en su vecina Chile, que se encuentra en el ojo del huracán por las manifestaciones contra el gobierno de Sebastián Piñera.

Las quejas de los chilenos van más allá del aumento del pasaje del Metro de Santiago, como lo indica El Paìs, porque muchas de las aspiraciones de los protestantes vienen de tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet. Originalmente eran las aspiraciones de sus padres, pero esta generación las tomó como propias contextualizàndolas al clamor del siglo veintiuno. Han sido años de reivindicaciones sociales que los gobiernos democráticos no han querido asumir, incluyendo dos de centroizquierda como los de Michelle Bachelet. 

Piñera tiene un grave problema porque lejos de menguar las protestas, su pueblo sigue en las calles después de nueve días. Una muestra de músculo ha sido la manifestación que reunió en las principales arterias viales santiaguinas a más de un millón de personas. La gente quiere un país más justo al que se puedan acceder a los servicios básicos sin dejar empeñada el alma al sistema. 

Este estallido programado o no podría contar con una víctima política más. Desde el otro lado de la frontera Mauricio Macri un hombre de negocios y que en varias oportunidades se ha acercado su homólogo, para huir de los lazos izquierdistas de Cristina Fernández puede encontrar este domingo  una derrota sin paliativos si sus compatriotas toman el ejemplo chileno como una advertencia, que uniéndose con los resultados de las primarias del pasado mes de agosto serían la guinda de un 2019 para el olvido.

En el fondo se encuentra la propia Cristina Fernández, que aspira a volver al máximo poder político de la nación con el permiso de Alberto Fernández. La dupla con toda seguridad aplicará medidas populistas, que garanticen una larga estadía en la Casa Rosada, pero a cambio de una profundización de la crisis económica y social al más puro estilo de Nicolás Maduro. @mundiario

El panorama de Chile podría poner a Macri en más apuros
Comentarios