Las operaciones de Berlín para Marruecos las limita el gobierno

Bandera de Marruecos y Bandera de la Unión Europea / Twitter.com @paraguay_in
Bandera de Marruecos y Bandera de la Unión Europea / Twitter.com @paraguay_in
El gobierno de Marruecos ha suspendido relaciones con Alemania y España.
Las operaciones de Berlín para Marruecos las limita el gobierno

Se trata del resultado de una crisis diplomática que se empezó a hacer tangible en el pasado mes de marzo, tras la suspensión de relaciones entre Marruecos y la embajada de Alemania, lo que ha generado consecuencias en la ayuda que ha enviado el Estado europeo a Marruecos. Al haber sido suspendidas estas relaciones, la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán) al igual que el Banco Alemán de Desarrollo (KfW) también resultan afectados, producto de una decisión tomada de manera unilateral por Marruecos.

No se han podido ejecutar las partidas

El resultado se puede observar de manera cuantitativa: 1400 millones de euros, destinados a ayudar a los marroquíes, no han podido ser entregados y con ello, la cooperación por parte del Estado europeo, no ha podido concertarse hasta la actualidad. De acuerdo con el portavoz alemán, “eso nos convierte en el donante bilateral más importante de Marruecos. La mayor parte de ese dinero está consagrado a la lucha contra la Covid-19”.

Es preciso recordar que en el transcurso del año 2019, Marruecos fue el país africano que recibió más ayuda de la cooperación al desarrollo de Alemania, después de Egipto y Túnez, esto de acuerdo con las cifras que se obtienen del Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania.

Si bien hasta los momentos no se ha tenido un pronunciamiento oficial por parte del gobierno de Marruecos en torno de este particular, lo que parece indicar que están dispuestos a asumir las consecuencias en el ámbito económico y diplomático que podría acarrear la medida, es preciso recordar que también genera consecuencias con la vecina España, dada la escalada de tensión en las relaciones diplomáticas que se han tenido en los últimos meses y que detrás de estas diferencias, hay otro conflicto latente, lo relacionado con el Sáhara Occidental.

El Sáhara Occidental

El ministro de relaciones Exteriores de Marruecos, Naser Burita, se ha manifestado incesantemente en función de evitar que se vincule a la Unión Europea con la crisis diplomática que mantiene Marruecos con España, de modo que esto quede en una situación “bilateral”, evitando que los socios europeos y en particular el nombre de “Alemania”, salga a relucir. No obstante ambos Estados europeos han sido catalogados de la misma manera por funcionarios marroquíes: tener posiciones “hostiles” en relación con el Sáhara Occidental, territorio que sigue en disputa, en torno de cuestionamientos por seguir colonizado por el Estado magrebí.

De modo que tras pronunciamientos del Estado alemán y del español, que no se han opuesto a la posibilidad de que Marruecos conceda autonomía regional a dicha área geográfica, de hecho su pronunciamiento ha girado en torno de que la solución que se alcance, sea cual sea, sea “duradera”, para lo cual es necesario que “ambas partes” estén de acuerdo, se han paralizado las relaciones y con ello, los proyectos desde el pasado mes de marzo, tanto los que se llevan por medio de instancias gubernamentales como los auspiciados por Organizaciones No Gubernamentales (ONG), incluyendo aquellas que se orientan a generar empleo en Marruecos.

También está suspendido el acuerdo entre Alemania y Marruecos por medio del cual ambos se comprometían a realizar investigaciones en torno del hidrógeno verde, acuerdo firmado por ambos en junio del año 2020. Sin embargo la mayoría de los recursos destinados este año para Marruecos, se orientan a brindar ayuda para solventar la crisis generada por la pandemia. @mundiario

Las operaciones de Berlín para Marruecos las limita el gobierno
Comentarios