Un trágico naufragio en el canal de la Mancha aumenta la tensión entre Francia y Reino Unido

Naufragio en el canal de la Mancha. Captura de vídeo Antena 3
Naufragio en el canal de la Mancha. / Captura de vídeo Antena 3

Johnson y Macron intercambian acusaciones tras el naufragio en el que han muerto al menos 27 migrantes que intentaban llegar a territorio británico.

Un trágico naufragio en el canal de la Mancha aumenta la tensión entre Francia y Reino Unido

El naufragio de una embarcación en aguas del canal de la Mancha ha avivado uno de los principales focos de tensión entre Francia y Reino Unido tras el Brexit: el control de las fronteras. El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han intercambiado acusaciones tras la tragedia que ha dejado al menos 27 migrantes muertos, entre ellos tres menores y una embarazada, cerca de la ciudad francesa de Calais, mientras intentaban llegar a territorio británico.

El premier británico ha asegurado que el incidente, que supone la mayor pérdida de vidas desde que se comenzó a recolectar datos en 2014, demuestra cómo los esfuerzos de las autoridades francesas para patrullar sus playas “no han sido suficientes”, por lo que ha reiterado a París su propuesta de instalar vigilancia de fuerzas armadas de los dos gobiernos a lo largo de la costa de la estrecha vía marítima que separa a ambos países.

"Hemos tenido dificultades para persuadir a algunos de nuestros socios, en particular a los franceses, de hacer las cosas de la manera que creemos que la situación merece (…) Entiendo las dificultades que enfrentan todos los países, pero lo que queremos ahora es hacer más juntos, y esa es la oferta que estamos haciendo", ha subrayado Johnson horas después del naufragio. El líder conservador ha dicho que se siente “conmocionado” y consternado” por los fallecimientos y ha lamentado que las bandas de tráfico de personas “literalmente se salen con la suya”.

“Politizar” la crisis fronteriza

Francia, que se ha rehusado a enviar policías y agentes de la Fuerza Fronteriza a que patrullen de manera conjunta la costa del canal de la Mancha porque contempla esa medida como una invasión de su soberanía, ha exigido a Londres este jueves que debe dejar de “politizar” el tema migratorio para obtener beneficios internos. El Elíseo ha explicado por medio de un comunicado que Macron espera que el Reino Unido “coopere plenamente y se abstenga de instrumentalizar una situación tan dramática con fines políticos”.

Antes, en una comunicación telefónica con Johnson, el mandatario francés hizo énfasis en la “responsabilidad compartida” de las dos naciones en la crisis y abrió la puerta a “intensificar sus esfuerzos” y “mantener todas las opciones sobre la mesa” para hacer frente a las bandas de traficantes que organizan cruces ilegales, según ha informado un portavoz de Downing Street.

 

París, además, ha solicitado una reunión de emergencia con los ministros de la Unión Europea (UE) para “definir las vías y maneras de reforzar la cooperación policial, judicial y humanitaria necesarias para luchar mejor contra las redes de traficantes que actúan en los flujos migratorios”. El presidente galo ha adelantado que la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) debe obtener más recursos financieros para proteger los límites exteriores del bloque de los 27 y evitar así que los migrantes se reúnan en las costas del norte de Francia.

“Francia es un país de tránsito, nosotros luchamos contra esas redes de traficantes que se aprovechan de la desesperación, pero para ello debemos mejorar la cooperación europea”, ha insistido Macron, que ha recordado que para cuando los migrantes llegan “a la costa de la Mancha, ya es demasiado tarde”.


Quizá también te interesa: 

Las 4 claves para entender el conflicto pesquero entre Francia y Reino Unido


 

Cifras récord de cruces de migrantes 

El control de las fronteras fue uno de los argumentos clave de los simpatizantes del Brexit antes del referéndum de 2016, pero ni siquiera el divorcio del bloque comunitario ha aislado a los británicos de la crisis migratoria que azota al resto de Europa. Los datos oficiales revelan que este año más de 25.000 personas han sido interceptadas en el estrecho, es decir, tres veces el total de todo 2020. Y el pasado 11 de noviembre Inglaterra registró la mayor llegara de migrantes en barco: 1.185 personas en un solo día.

En ese contexto, Londres no deja de reprochar a Parías el escaso provecho que se ha obtenido de los más de 60 millones de euros destinados al refuerzo del control de la frontera británica regional (situada en la cercana costa francesa) que por un acuerdo de 2003 es controlada por agentes franceses con fondos aportados por Londres.

Así, la reciente tragedia ocurrida en las aguas compartidas amenaza con tensar más las ya de por sí complicadas relaciones entre Francia y Reino Unido. @mundiario

 

 

Un trágico naufragio en el canal de la Mancha aumenta la tensión entre Francia y Reino Unido
Comentarios