La MUD sube la apuesta y exige que se libere a los demás presos políticos

Manifestación en Venezuela contra la Constituyente. / Twitter.
Manifestación en Venezuela contra la Constituyente. / Twitter.

La situación de Leopoldo López no hizo sino encender más a la oposición en una semana clave para la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro.

La MUD sube la apuesta y exige que se libere a los demás presos políticos

Tras haber ordenado el traslado de Leopoldo López de la cárcel de Ramo Verde a su casa, para que guarde arresto domiciliario, Nicolás Maduro enfrenta una nueva etapa en la escalada de protestas en su contra que empezó en abril. La intención del presidente de Venezuela era que esta orden calmara un poco las aguas de un huracán que ha durado ya 100 días. La oposición respondió al anuncio de la liberación de uno de sus tótems subiendo de velocidad al exigir que se libere a todos los presos políticos que tiene el régimen en distintas cárceles en el país.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la agrupación que junta a los principales partidos de derecha de la república bolivariana, se concentró en Caracas a fin de celebrar un ciclo ininterrumpido de protestas que se ha arrastrado desde finales de marzo, cuando el Palacio de Miraflores ordenó que se disolviera la Asamblea Nacional (AN), donde precisamente la MUD es mayoría. Los líderes y seguidores opositores no están dispuestos a ceder ante el aparente buen gesto del gobernante y dejan claro que la lucha en las calles no cesará, en un mes que es elemental para el futuro del país. López mismo les llamó el sábado a que mantuvieran la lucha en las principales arterias de toda la república. "Reitero mi compromiso de luchar hasta conquistar la libertad, pueblo de Venezuela”, le citó Freddy Guevara, uno de los hombres fuertes del partido Voluntad Popular, del que López es el máximo líder.

La lucha insiste en que Maduro de su brazo a torcer y libere a los presos políticos que a día de hoy se mantienen en la cárcel como condición imprescindible para sentarse a negociar un desenlace final. "En Venezuela no deben existir presos políticos. Leopoldo está en su casa, está fuerte, está firme, pero recordando cada situación que vivió en Ramo Verde. Fue muy duro estar en la cárcel de Ramo Verde", excribió la esposa de López, Lilian Tintori, en su cuenta de Twitter.

Su petición fue respaldada por Luisa Ortega Díaz, la bestia negra del chavismo y fiscal general del país. El Ministerio Público pidió que se revisaran las penas contra Antonio Ledezma y Daniel Ceballos, alcaldes opositores, y Lorent Gómez Saleh, activista también simpatizante de la MUD.

Objetivos distintos

Pero lo cierto es que si el objetivo de la MUD es sentarse a negociar, el chavismo tiene planes muy distintos. El Ejecutivo ha iniciado formalmente este fin de semana su campaña electoral para elegir a los delegados para una Asamblea Nacional Constituyente, proceso al que la oposición critica por haber sido diseñado para beneficiar deliberadamente a Maduro y que se cerrará el 30 julio, con sus elecciones. Los mismos chavistas críticos, encabezados por Ortega Díaz, están dispuestos a frenar este disparate, alegando que no es digna del legado de Hugo Chávez.

Por ello, la oposición ha decidido celebrar un plebiscito en el que los venezolanos puedan pronunciarse sobre estas elecciones, al tiempo que exhiben músculo de ciudadanía. Este lunes se desplazará en las calles del país, como primera llamada. "Llamamos a todos los venezolanos a que nos preparemos para que mañana [por hoy] de 12.00 a 14.00 podamos realizar este “trancazo” con pancartas alusivas al proceso de la consulta soberana del domingo 16 de julio", proclamó Andrés Mejia, diputado de la MUD. El vocero dijo que las votaciones para esta consulta se celebrarán entre las siete de la mañana y las cuatro de la tarde del domingo 16 de julio. Hasta 1.933 centros de votación se instalarán en todo el país y también habrá mesas electorales en hasta 220 ciudades del exterior. En la papeleta se plantearán tres preguntas. Unidas a la pregunta sobre la Constituyente, la oposición también preguntará sobre el papel que los funcionarios y las Fuerzas Armadas y una tercera sobre la renovación de los poderes públicos. Los altos mandos de la MUD están dispuestos a seguir adelante con la celebración del plebiscito con todo y la condena del Ejecutivo, que acusa la consulta de no tener ninguna legitimidad, materia en la que el chavismo es experto.

 
> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.
 

 

La MUD sube la apuesta y exige que se libere a los demás presos políticos
Comentarios