La misión especial de la ONU sigue recolectando el armamento de las FARC

Un integrante de la misión de la ONU sostiene un arma de las FARC. / Twitter
Un integrante de la misión de la ONU sostiene un arma de las FARC. / Twitter

El presidente Juan Manuel Santos celebró que la rendición de armas de parte de la primera guerrilla del país representa el inicio de una nueva era para el país.

La misión especial de la ONU sigue recolectando el armamento de las FARC

El proceso de paz en Colombia entre el Gobierno y las FARC disfrutó este martes de un episodio casi definitivo. Tras meses enteros de retrasos logísticos en el cumplimiento de los tratados de paz, el ejército guerrillero finalmente rindió las armas de sus casi 7.000 integrantes, que llegará para este miércoles al 60% del total y se espera que para la próxima semana la rendición de arsenal sea total. La entrega de armamento se realizó en La Elvira, en el departamento del Cauca, una región que durante más de 50 años sufrió las consecuencias del conflicto armado, pero que a estas alturas está dando los primeros pasos de su nueva vida.

Los guerrilleros dieron sus armas a la misión de observación que envió la Organización de las Naciones Unidas, encargadas del inventario y del almacenamiento de fusiles, pistoles, lanzagranadas y lanzacohetes. Tanto el equipo de Juan Manuel Santos, presidente del país, como los mismos guerrilleros habían coincidido en apurar los plazos para el cumplimiento de los acuerdos alcanzados tras cuatro años de negociaciones bilaterales. Con todo, había una trifulca interna por la fotografía de la entrega de armamento, pues los líderes de las FARC temían que ésta pudiera ser considerada como una señal de rendición. Pero la fotografía era importante pues marcaba el final simbólico de décadas de sangre derramada.

El acto fue planeado con toda la magnitud digna del evento. Santos se presentaría acompañado de Felipe González y José Mujica, expresidentes de España y Uruguay, respectivamente. No obstante, las condiciones climáticas impidieron que el helicóptero que les transportaba aterrizara en el lugar. Pero eso no impidió que las cosas siguieran su curso. un funcionario de la ONU recibió algunas armas de pequeño y gran calibre y las guardo para la eternidad, todo eso en un gesto con alto simbolismo.

"Hoy, sin duda, es un día histórico. Lo que presenciamos a través de la televisión, no pudimos estar allá físicamente porque el tiempo no nos lo permitió, es algo que el país hace apenas unos años nunca hubiese creído que era posible", celebró Santos desde la base aérea de Cali.

Pero el proceso todavía tiene muchos incisos que cumplir. Tras haber superado el cese al fuego y la rendición de armas, aun quedan muchas dudas respecto a cómo se reintegrarán los miembros de las FARC a la vida civil. Según los documentos firmados por ambos bandos, los guerrilleros tienen hasta agosto para ello. A finales de julio celebrarán un congreso en el que confirmarán su renacimiento como una fuerza política organizada. Como sea, aun hay unos 900 depósitos repletos de armas que, si no se desmantelan antes del próximo mes de septiembre, pasarán a ser responsabilidad del Estado.

Aun así, el hecho de cada guerrillero rindiera su arma es sin duda el paso más importante para que los acuerdos sigan hacia su cumplimiento definitivo. Es un gesto incluso cargado de alto contenido simbólico, pues parte las aguas entre lo que fue y lo que será. Jean Arnault, quien encabeza la misión de observación de la ONU, reconoció que "el proceso no ha sido exento de desaliento". "Ha habido muchos acontecimientos, tantas peripecias que cuesta creer que todavía no ha transcurrido un año", prosiguió para luego celebrar "la determinación" del Gobierno y de las FARC al momento de cumplir con estos acuerdos de paz. Pablo Cataumbo, dirigente guerrillero, destacó que el objetivo de este proceso es iniciar la construcción de una "nueva Colombia". "Con este acto las FARC queremos decirles a nuestro país y al mundo que pasamos página", resaltó.

 
> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

La misión especial de la ONU sigue recolectando el armamento de las FARC
Comentarios