Michael Cohen, exabogado personal de Trump, se declara culpable de fraude fiscal

Donald Trump, presidente de EE UU; y Michael Coen, exabogado personal de Trump. RR SS.
Donald Trump, presidente de EE UU; y Michael Coen, exabogado personal de Trump. / RR SS.

El exabogado personal del presidente de EE UU se ha declarado culpable de fraude fiscal y financiación ilegal de la campaña presidencial del mandatario para reducir la condena de hasta 65 años de cárcel y evitar un juicio que podría haber acabado muy mal para él.

Michael Cohen, exabogado personal de Trump, se declara culpable de fraude fiscal

Cuando Donald Trump venció en la campaña electoral, su entonces abogado personal Michael Cohen aseguró que sería capaz de recibir una bala por el ahora presidente estadounidense, sin embargo, esta afirmación ha quedado muy atrás hoy en día que Cohen se ha declarado culpable de fraude fiscal y financiación ilegal de la campaña presidencial de Trump para poder reducir su condena y evitar un juicio que podría haberlo llevado a la cárcel por unos 65 años.

Este nuevo revés de la política estadounidense tiene que ver con las supuestas relaciones sexuales que Donald Trump tuvo con dos mujeres a las que les ofreció unos supuestos pagos que evitaron que empañaran la campaña presidencial del 2016.

El exabogado se distancia de las posturas del presidente al acercarse durante el martes a las oficinas del  FBI en Nueva York para declararse culpable, implicando de forma contundente al presidente de EE UU. Cohen admitió haber pagado antes de las elecciones a la actriz porno Stormy Daniels y a la exmodelo de Playboy Karen McDougal para callar las supuestas relaciones íntimas que mantuvieron con el entonces candidato. Según el abogado, lo hizo “bajo la dirección del candidato”, y reconoce que “tenía como principal objetivo influir” en los comicios presidenciales. Con esto, el presidente queda implicado en un delito federal.

El letrado se declaró culpable ante el Distrito sur del Tribunal Federal de Manhattan el mismo día en que Paul Manafort, exjefe de la campaña de Trump, era declarado culpable de ocho de los 18 delitos que le imputaba el fiscal especial Robert Mueller. El exasesor de Trump se vio implicado en la trama rusa que ayudó a llevar a Donald Trump a las presidenciales, y que por ahora no está vinculada directamente con el mandatario, a diferencia de los delitos aceptados por Cohen.

Daniels y McDougal afirman que mantuvieron encuentros sexuales con Trump entre 2006 y 2007. Ambas expresaron que recibieron pagos –Daniels fue sobornada con 130.000 dólares y McDougal con 150.000 dólares- para callar su cercanía con el entonces candidato presidencial en 2016. El silencio de ambas fue llevado al terreno legal, donde Stormy firmó un acuerdo de confidencialidad, mientras que Karen pactó con el The National Enquirer para contar su historia de forma exclusiva sin saber que el medio pertenece a un colaborador muy cercano a Trump.

Ambos pagos buscaban proteger la imagen de Trump antes de los comicios, por lo que según lo dictado en la ley estadounidense, resultan en contribuciones ilegales a la campaña del republicano. Aún queda por ver cómo manejarán este caso los jueces y si acaso el escándalo contribuirá a rebajar las filas del Partido Republicano dentro del Senado, cuyas elecciones serán dentro de pocos meses. @mundiario

Michael Cohen, exabogado personal de Trump, se declara culpable de fraude fiscal
Comentarios