La mejor herramienta contra el discurso del odio

Debate 4-M. RR SS.
Debate 4-M. / RR SS.

Los madrileños tienen este 4 de mayo la mejor de las oportunidades para decir basta a este discurso nocivo, a este atentado contra los derechos y libertades conseguidos: su voto.

La mejor herramienta contra el discurso del odio

No debería extrañarnos lo ocurrido hoy en el debate de La Ser entre los candidatos a presidir la Comunidad de Madrid. Y no debería extrañarnos porque es la técnica que VOX ha estado utilizando desde sus inicios, ahora amplificada por más diputados en el Congreso y más minutos en los medios de comunicación: el discurso del odio (hate speech). Un discurso de odio hacia lo que es diferente, normalmente hacia esas minorías que tanto les molestan.

Porque el discurso de VOX tiene como único fin alimentar sus teorías fascistas que atentan contra la dignidad de las personas con la intención de incitar a quien les escucha a tomar acciones contra esos grupos.

Y nos hemos acostumbrado a sus ataques, descalificaciones, a su lenguaje discriminatorio y peyorativo hacia otros simplemente por su religión, sus ideas políticas, su nacionalidad, su origen étnico, su raza, su color o su género. Un discurso degradante que tiene su origen en la intolerancia.

Y al acostumbrarnos, les hemos dejado plantar su semilla, una semilla de odio que crece mucho más rápido que la de la tolerancia porque hace explotar las emociones y porque no les hace falta esgrimir argumentos ni proponer ideas. Simplemente es el combustible de la violencia.

Ya en 2019, Naciones Unidas presentaba una “Estrategia y plan de acción para la lucha contra el discurso del odio” y en ella decía lo siguiente:

“El discurso de odio constituye una amenaza para los valores democráticos, la estabilidad social y la paz, y las Naciones Unidas deben hacerle frente en todo momento por una cuestión de principios. El silencio puede ser una señal de indiferencia al fanatismo y la intolerancia, incluso en los momentos en que la situación se agrava y las personas vulnerables se convierten en víctimas. Poner coto al discurso de odio también resulta crucial para impulsar el progreso en toda la agenda de las Naciones Unidas, dado que contribuye a prevenir los conflictos armados, los crímenes atroces y el terrorismo, poner fin a la violencia contra la mujer y otras violaciones graves de los derechos humanos, y promover sociedades pacíficas, inclusivas y justas.

Hacer frente al discurso de odio no significa limitar la libertad de expresión ni prohibir su ejercicio, sino impedir que este tipo de discurso degenere en algo más peligroso, como la incitación a la discriminación, la hostilidad y la violencia, que están prohibidas por el derecho internacional.

Parece que poco hemos hecho aún los demócratas para combatir ese discurso del odio, o quizás no lo hayamos hecho con la fuerza suficiente. Pero no podemos demorarnos más.

Aunque combatirlo es una labor que todos los demócratas debemos y podemos hacer identificando sus mensajes, reportando los contenidos que inciten al odio, no difundiéndolos para no amplificarlos...los madrileños tienen este 4 de mayo la mejor de las oportunidades para decir basta a este discurso nocivo, a este atentado contra los derechos y libertades conseguidos. Tienen la mejor herramienta contra este discurso del odio: su voto, el voto a favor de las fuerzas democráticas que tienen en su ideario la lucha contra la intolerancia, contra la xenofobia, contra el racismo, contra la desigualdad…

Y no deberían hacerlo solo por Madrid, sino por todos. @mundiario

La mejor herramienta contra el discurso del odio
Comentarios