Carta a Malala Yousafzai: La música de tu nombre la baila el mundo entero

malala en la onu
Malala Yousafzai en la ONU.

De la sensatez que derraman tus palabras, Malala, deberían aprender la mayoría de esos políticos que dicen representarnos en este mundo tan desatinado. ¿O no?

Carta a Malala Yousafzai: La música de tu nombre la baila el mundo entero

Malala:

Tu nombre son tres notas musicales que retumban en los oídos de los talibanes fundamentalistas. Representas el ideal del ser humano, y de la sensatez que derraman tus palabras deberían aprender la mayoría de esos políticos que dicen representarnos en este mundo tan desatinado.

Malala, recibiste un tiro en la cabeza, pero desde entonces eres tú la que disparas pensamientos certeros y lapidarios que cierran las bocas de muchos. Defiendes el derecho de todas las niñas al estudio y a una formación académica: tensando el arco de tus labios, y con tu exquisita clarividencia, das en el blanco de todas las dianas. Eres una valiente cazadora de la justicia y la equidad, sin embargo, todavía tiemblas de miedo cuando ves sombras de amenazas integristas.  Eres una sabia anciana de dieciséis años a la que unos lunáticos arrebataron su infancia a bocajarro. Tu pecado: ser pura e inocente al igual que tu implacable verdad.

Cuentas que bajo el régimen del terror solo podías ver la televisión dentro de un armario o que debías esconder los libros bajo el chal para que nadie descubriera que asisitías a la escuela. Afirmas que en tu país los críos le temen a los talibanes de la misma manera que los del mundo occidental se espantan con los monstruos o los vampiros y aseguras que, durante mucho tiempo, estuvieron prohibidas las risas. Malala, tu arma es la palabra que cae como una bomba poderosa y, gracias a ella, pronto se levantarán ejércitos de niñas Pakistaníes que llevarán como escudo un libro y un lápiz como fusil.

Malala, tu lucha es ejemplar y, por eso, la música de tu nombre ya la baila el mundo entero.

Carta a Malala Yousafzai: La música de tu nombre la baila el mundo entero
Comentarios