Algunos asfixian cualquier futuro basado en la libertad, la igualdad y la fraternidad

Haces de luz en la oscuridad.
¿Hay luces sobre la corrupción?

Como la cadena que explica el orden de los depredadores, de la misma forma se establece nuestra sociedad, siendo el gigante el que acaba devorando la vida del más débil.

Algunos asfixian cualquier futuro basado en la libertad, la igualdad y la fraternidad

Como la cadena que explica el orden de los depredadores, de la misma forma se establece nuestra sociedad, siendo el gigante el que acaba devorando la vida del más débil.

 

La mafia, y lo que es el auténtico crimen organizado en contra de la humanidad, domina a veces la evolución/involución del ser humano y de la propia sociedad.

La necesidad de poder, el reconocimiento a través del dinero, la codicia, la envidia, son algunos de los síntomas que presenta una sociedad enferma, que se pudre desde su base, infectando sus raíces más profundas y así al conjunto que conforma la sociedad. A veces asfixian hasta la muerte cualquier futuro basado en la libertad, la igualdad y la fraternidad por la que otros entregaron sus vidas en un pasado no muy lejano.

Se trata de un esquema al que nos estamos acostumbrando y ante el que nos resignamos. Parte de las alcantarillas de los barrios marginales y se adentra en la elite de las zonas con más "glamour" que se alimentan de caviar. Es el esquema que parte de quien es comprado para subsistir, quien se ve obligado a vender su existencia sin opción, porque existe un comprador, un torturador que pertenece a esa mafia, que controla todo mercado, el que otros vigilan bajo las órdenes de empresarios y politicos corruptos, árbitros cómplices de un partido de intereses particulares, y al servicio de gobiernos que cumplen los deseos de presidentes de grandes multinacionales cuyo único objetivo es enriquecerse.

Compran la verdad, la que venden los medios de comunicación que participan de esta mentira inmensa, haciéndose amigos para contribuir a silenciar a la única justicia, la que le pertenece por derecho al pueblo, empezando por esa primera persona que, indefensa y obligada, no encuentra más salida que servir de abono a todos estos desalmados que se nutren del sudor y la sangre de quienes les mantienen en el poder.

Supongo que existe una puerta que descubre de forma directa la solución, una puerta que no somos capaces de ver, una puerta que se esconde tras las nececidades impuestas y el miedo  con el que nos mantienen en un estado de pasividad absoluta, porque tal vez ciegos, no somos capaces de ver y nos guían hacia donde ellos quieren sin ningún problema.

Algunos asfixian cualquier futuro basado en la libertad, la igualdad y la fraternidad
Comentarios