Lula se declara inocente y denuncia un circo mediático organizado por el juez Sergio Moro

Lula da Silva.
Lula da Silva.

Lula: ‘Yo lo que quiero en el Gobierno es ayudar al país haciendo lo que más me gusta en la vida: conversar. Pero sin un cargo, en el Gobierno, voy a parecer Rasputín’.

Lula se declara inocente y denuncia un circo mediático organizado por el juez Sergio Moro

Lula da Silva toma ejemplo de la presidenta de Brasil Dilma Rousseff y ofrece una entrevista a diversos medios extranjeros con el fin de presentarse como un hombre inocente de cara a la opinión pública internacional.

En la rueda de prensa que ofreció  Lula negó todas las acusaciones que se han vertido sobre él en las últimas semanas y aseguró que ni el apartamento de la playa ni la casa de campo sospechosas de haber servido de canje de favores son suyas (ambas edificaciones construidas por OAS, empresa que pagó sobornos para adjudicarse contratos).

También quiso acordarse de Sergio Moro, juez de primera instancia que está llevando la investigación de la Operación Lava Jato, la mayor operación anticorrupción que ha visto Brasil. El juez que ordenó la detención de Lula para su posterior declaración y puesta en libertad es vista por parte del ex presidente brasileño como un circo mediático: “Podía haberme invitado a ir declarar (en vez de detenerme). Yo habría ido sin ningún problema. Incluso no me habría opuesto a que la declaración fuera emitida en directo”.

Lula da Silva no se escapó de comentar el ofrecimiento como ministro que le ha hecho Dilma Rousseff y que le ha sido negada por la justicia. “Desde agosto me lo llevaba diciendo, pero yo sostenía que ese no era mi sitio, que no era mi lugar. Hasta que hace poco, la presidenta me dijo: 'Necesito de usted para recuperar el país' y ahí acepté.” “Fui [el viernes 18 de marzo] a una manifestación en la Avenida Paulista y era ministro. Y terminó la manifestación y ya no lo era [fue cuando el magistrado del STF vetó el nombramiento, aún en suspenso] Yo lo que quiero en el Gobierno es ayudar al país haciendo lo que más me gusta en la vida: conversar. Pero sin un cargo, en el Gobierno, voy a parecer Rasputín”, declaró Lula.

El ex presidente brasileño está de acuerdo en descubrir quien ha robado, asegura que él no y defiende a su amiga Rousseff afirmando que la destitución parlamentaria (impeachment) a la que se enfrenta la presidenta carece de base legal. “Así que puede considerarse un golpe”. Añadió que va a trabajar para conseguir los aliados parlamentarios necesarios para que eso no ocurra.

Lula se declara inocente y denuncia un circo mediático organizado por el juez Sergio Moro
Comentarios