El líder de Turingia dimite tras el escándalo por su elección con el apoyo de la ultraderecha alemana

Thomas Kemmerich. / @KemmerichThL
Thomas Kemmerich. / @KemmerichThL
“Es imperdonable y el resultado debe ser revertido”, criticó el jueves la canciller alemana Angela Merkel.
El líder de Turingia dimite tras el escándalo por su elección con el apoyo de la ultraderecha alemana

El dirigente alemán de Turingia, ha renunciado y abrió la vía a nuevas elecciones, tal y como pidió la canciller Angela Merkel, que calificó lo ocurrido de "imperdonable".  24 horas después de que el candidato liberal de Turingia fuera elegido en el Parlamento regional gracias a los votos de la ultraderecha, se ha visto obligado a tomar la medida y anunciar que renunciará al cargo. Desde que el miércoles trascendiera que Thomas Kemmerich había resquebrajado el cordón sanitario que el resto de partidos alemanes aplica a Alternativa para Alemania (AfD), la presión para revertir la elección ha ido en aumento. Era la primera vez que un primer ministro regional era elegido con el apoyo de los ultras.

Al respecto la clase política, incluidos miembros del propio partido liberal salió en tromba para exigir el restablecimiento del cordón. Mientras, en la calle, se multiplicaban las protestas ante las sedes de los partidos. “Es imperdonable y el resultado debe ser revertido”, criticó el jueves la canciller alemana Angela Merkel, de visita oficial en Sudáfrica. “Fue un mal día para la democracia”, añadió la canciller, de acuerdo con El País.

No paso mucho tiempo para que Kemmerich anunciara que su dimisión es "ineludible" y pedía la disolución del Parlamento de Turingia para abrir el camino a la repetición de elecciones. “No hubo, hay ni habrá cooperación con AfD”, dijo y atribuyó a “trucos sucios” de la ultraderecha el resultado de la votación. La delegación de los liberales en Turingia indicó que se trataba de eliminar el estigma del apoyo de AfD, pero el daño al partido y al país estaba hecho. La ultraderecha, que poco antes se frotaba las manos por haber logrado imponer su voluntad, consideró tras el anuncio de Kemmerich que se trataba de una decisión antidemocrática. “Esto demuestra lo lamentable que es nuestra democracia”, tuiteó el copresidente de AfD, Jörg Meuthen. @mundiario

El líder de Turingia dimite tras el escándalo por su elección con el apoyo de la ultraderecha alemana
Comentarios