La jornada de protestas en Bolivia deja unos cinco fallecidos y decenas de heridos

Protestas en Cochabamba. Infobae
Protestas en Cochabamba. / Infobae

La CIDH ha condenado lo que considera un uso desproporcionado de la fuerza policial y militar en Cochabamba. Un grupo de periodistas que cubrían las manifestaciones también fueron agredidos.

La jornada de protestas en Bolivia deja unos cinco fallecidos y decenas de heridos

Al menos cinco personas murieron durante disturbios cerca de la ciudad boliviana de Cochabamba, donde se registraron choques con la Policía y las Fuerzas Armadas de Bolivia, informó Infobae. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó las muertes.

El representante en Cochabamba de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, Nelson Cox, dijo que las fuerzas conjuntas de policías y militares llevaron ejecutaron una acción “desproporcionada” ante la manifestación que en días precedentes registró heridos de bala.  Un informe de heridos en centros sanitarios de Sacaba detalló que eran al menos 22.

La CIDH condenó en su cuenta de Twitter  El uso “indiscriminado de gas lacrimógeno por las fuerzas policiales y militares en Bolivia”, lo cual a su juicio atentan gravemente a los estándares jurídicos internacionales. “El Estado tiene el deber de respetar el derecho humano a la protesta pacífica” señaló.

Por su lado, el expresidente Evo Morales, asilado en México, pidió a las Fuerzas Armadas parar lo que calificó como una masacre. “El uniforme de las instituciones de la Patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo”, dijo. “Para justificar el golpe, Mesa y Camacho nos acusaron de "dictadura". Ahora su "presidenta" autonombrada y su gabinete de abogados defensores de violadores y represores, masacra al pueblo con las FFAA y la Policía como la verdadera dictadura”, publicó minutos después.

La Policía Boliviana tiene su versión de lo sucedido. En Twitter publicó de que los agentes “fueron atacados con armamento letal y armas de fuego improvisadas en el puente Huayllani”, entre las ciudades de Cochabamba y Sacaba.

Bolivia suma 26 días de proestas después de las elecciones presidenciales del 20 de octubre que fueron señaladas de irregulares. El saldo hasta ahora es un presidente que renunció esta semana y luego pidió asilo en México, nuevas elecciones aún sin fecha, una vicepresidenta del senado autoproclamada presidenta interina y una escalada de conflicto social que parece no tener fin en el corto plazo @mundiario

La jornada de protestas en Bolivia deja unos cinco fallecidos y decenas de heridos
Comentarios