¿Indulto rima con Bildu o es que el Estado está en almoneda?

Indulto y Bildu 1 (640x480)
Tolerancia para unos, indulto para otros
Con ese humor cáustico de los españoles para las cosas serias, se dice por ahí que “Indulto rima con Bildu”, musicalmente
¿Indulto rima con Bildu o es que el Estado está en almoneda?

Con ese humor cáustico que tenemos los españoles para las cosas más serias, ya se dice por ahí que “Indulto rima con Bildu”, al menos musicalmente Lo cierto es que ambas palabras de concilian en el tiempo y el espacio presente, porque al mismo tiempo que la campaña para contrarrestar el clima desfavorable al indulto a los sediciosos para quienes el doctor Sánchez pedía en su día “cumplimiento íntegro de las penas”, antes de acusar de judicializar el “procès”, no a quienes se alzaron contra la Constitución, sino a quienes la trataron de defenderla y aplicaron lo que el Código Penal prevé para sus conductas, ahora en trance de ser perdonadas, y para completar la rima, asistimos atónitos a la permisiva política para que los enviados de Bildu visiten las cárceles donde residen sus camaradas de ETA y se prevea su intervención personal en el asunto de su futuro régimen carcelario, a partir del presente, cuando sean exportados a las prisiones del País Vasco.

1550000132_562036_1550000571_album_normal (640x480)

Mensaje claro en toda su extensión

Da la sensación de que el Estado está en almoneda, como un corte de tela sobre la mesa de un sastre, en la que el doctor Sánchez invita a sus consocios que corten por donde quieran.

Pero descompongamos las rimas. Veamos lo del indulto. Hay que reconocer la inteligente, pero nada engañosa estrategia de Junqueras (el que manda en los 13 capitales votos de ERC que hicieron presidente a Sánchez entre otros), al tiempo que el señor Aragonès la ha dicho al presidente que no se haga muchas ilusiones, que ellos siguen con el mismo objetivo: La amnistía, o sea que el Estado les pida perdón por condenarlos, y un referéndum ahora a pactar, lo que quiere decir que los españoles con vecindad civil en Cataluña decidan por si solos el futuro de España como Estado. No me parece mal que se haga un referéndum para modificar la Constitución, sólo que yo también quiero votar.

Como si se tratara de un guion perfectamente confeccionado, las diversas secuencias van encajando con milimétrica precisión. Era de esperar. Pero es increíble la ambivalencia: o sea, que al mismo tiempo que insiste en la amnistía y el referéndum, Junqueras le echa una mano a Sánchez, cree que el indulto que él no ha pedido aliviará el proceso e insiste en el referéndum pactado porque sabe cegada la vía de la unilateralidad. Visto lo visto, es todo un moderado. A esta inteligente jugada se le llama un “gesto de distensión”. Al mismo tiempo, el ministro Ábalos echa la culpa de las consecuencias de los actos del “procès” no a los independentistas que tiraron por la calle de en medio, sino a la mala gestión política del mismo, por parte del PP (que por cierto respaldaba Sánchez, con respecto al 155 y el enjuiciamiento de los condenados, como evidencia de la coherencia constitucional del PSOE)

El cinismo de Ábalos

Conviene recordar que el mismo Ábalos, con su conocido cinismo, que ahora enfatiza que el Gobierno defenderá la integridad territorial del Estado, como su cupiera otra cosa, decía ayer que su partido nunca llegaría a la Moncloa de la mano de los independentistas. Lo más impresentable es que se va a producir “un encuentro dentro de la Constitución”, cuando lo que precisamente buscan los interlocutores es salirse de ella.

Pero en cierto sentido, lo de Bildu es peor. ¿Recuerda cuando la vicepresidanta Calvo decía que nunca se pactaría nada con Bildu, que era una línea roja y sobre todo aquello de que “y los socialistas somos de fiar”? Menos mal que Otegui ya dijo públicamente que el apoyo a Sánchez formaba parte del principio de la estrategia para llegar a la republica vasca.

5ad332e20cbdb (640x480)

Otro mensaje que no deja dudas

De momento, ya va media docena de “visitas institucionales” por aparte de Bildu a las cárceles donde se hallan, por ahora, presos de ETA (cuya pauta sigue en pedir perdón por sus crímenes, al contrario, ni condenarlos). De momento, los mensajeros de Bildu acudieron a las cárceles donde todavía iban quedando presos de ETA, amparándose en la tolerancia de Instituciones Penitenciaras en una laxa interpretación del artículo 49 del Reglamento Penitenciario sobre "comunicaciones con autoridades o profesionales", cosa que ya se hiciera antes con los presos del “procès” en el caso de las transferidaa prisiones de aquella comunidad y que fueron una romería y siguen siendo.

Lo de Bildu, punto y aparte

Pero los de Bildu son previsores. La noticia, difundida hace unos días deja perplejo: El brazo político de ETA ha pedido "reuniones discretas a directores de cárceles en el País Vasco para supervisar el futuro de los presos de ETA. Así consta en una carta firmada por tres diputados de la izquierda abertzal Los parlamentarios solicitan abordar con el director del penal de Basauri (Vizcaya) las novedades resultantes de las transferencia de la competencia de prisiones a la comunidad vasca”.

O sea, que transferidas las prisiones al PNV y trasladados poco a poco los presos acercados al Pais Vasco, la hoja de ruta la explica Bildu "departir sobre condiciones de encarcelamiento, régimen tratamental, expectativas de retorno y reintegración social de los mencionados presos, así como las novedades resultantes de la transferencia de la competencia de prisiones (al País Vasco)". De momento, Marlaska ha acercado ya 182 presos, entre ellos sanguinarios asesinos con largas condenas pendientes por crímenes que conmovieron al país.

Dicho de otro modo, hay que aprovechar la transferencia para diseñar el futuro de los miembros de ETA con condenas pendientes para ponerlos en la calle. En contra están las abandonada Asociación de Víctimas del Terrorismo que recuerdan que han creído en el Estado de Derecho. El Gobierno de Urkullu ya ha remitido al Parlamento Vasco el documento “Bases para la implantación del modelo penitenciario de Euskadi”  Se trata de la “hoja de ruta” para lograr el objetivo de que todos los terroristas, por una razón u otra, puedan lograr la primera fase de libertad a muy corto plazo. Los condenados de ETA van en el paquete general, de momento, casi uno de cada cuatro ya está en prisiones transferidas.

¿Indulto rima con Bildu o es que el Estado está en almoneda?
Comentarios