Los independentistas no logran revertir la sentencia del Tribunal de Cuentas

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en conferencia de prensa.
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en conferencia de prensa.

El Supremo no admite los recursos de Artur Mas y otros ex altos cargos de la Generalitat, quienes recibieron una multa de 4,9 millones por la consulta independentista de 2014.


 

Los independentistas no logran revertir la sentencia del Tribunal de Cuentas

Los independentistas sufrieron una derrota inesperada. El Tribunal Supremo cerró la puerta a los recursos presentados por por el expresidente catalán Artur Mas y otros siete ex altos cargos de la Generalitat contra la sentencia del Tribunal de Cuentas que les condenó a reintegrar al Estado 4,9 millones de euros. Esto debido a que los recientemente indultados por el Gobierno utilizaron el mencionado monto en la financiación de la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014.

La decisión judicial está basada en que los condenados ni han justificado el interés casacional (las razones que deben llevar al Supremo a pronunciarse sobre un asunto) ni han fundamentado “suficientemente” sus recursos. Es decir, se apoya en la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa que, tras una modificación aprobada en 2015, convierte la existencia de un “interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia” en el criterio determinante de la admisión de los recursos de casación.

"La ley contempla los asuntos en los que el Supremo presumirá que existe de forma objetiva ese interés como, por ejemplo, los casos en los que se aplican normas estatales sobre las que no exista jurisprudencia o aquellos en los que la sentencia recurrida discrepe claramente de la jurisprudencia establecida", señala El País. 

Con ello, los presos del procés se quedan sin un plan legal que busque evitar la acusación sobre el supuesto desvío de fondos en otras causas pendientes: más de 10 millones de euros por gastos relacionados con el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y por la promoción exterior del desafío secesionista de 2016 y 2017.

El Supremo comunica la inadmisión del recurso cuya fecha es el pasado 17 de junio. De momento, no se ha notificado el documento que coincide con la decisión del Tribunal de Cuentas de reclamar otros 5,4 millones de euros a más de una treintena de líderes independentistas por fondos desviados para la promoción exterior del procés. Hay nuevos implicados: el expresident Carles Puigdemont y el exvicepresident Oriol Junqueras.

Los independentistas llevan días cuestionando la legitimidad del Tribunal de Cuentas para imponer sanciones millonarias por responsabilidad contable. En ese mismo tenor también ha seguido el Gobierno que no ha dado por buenas esas críticas, pero sí que ha cuestionado la labor de este tribunal. El presidente Sánchez ha insistido en los últimos días en que el Tribunal de Cuentas es una instancia “administrativa y no un órgano judicial” y que sus resoluciones “pueden ser recurridas antes los tribunales”. @mundiario 

Los independentistas no logran revertir la sentencia del Tribunal de Cuentas
Comentarios