Buscar

MUNDIARIO

La huelga nacional de docentes agrava la crisis política del Gobierno de Kuczynski

Tras cuatro días de negociaciones con el Ministerio de Educación, se frustró acuerdo final. Representantes del Magisterio anunciaron medidas radicales en los próximos días en todo el país.

La huelga nacional de docentes agrava la crisis política del Gobierno de Kuczynski
Pedro Castillo, principal dirigente gremial,  en la plaza San Martín de Lima. / Twitter
Pedro Castillo, principal dirigente gremial, en la plaza San Martín de Lima. / Twitter

La última crisis política del Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) no tiene cuando acabar. Tras cuatro días de negociaciones intensivas, no hubo un acuerdo final entre el Ministerio de Educación y una facción de maestros pertenecientes al Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep) para levantar la huelga de dos meses que ha paralizado las clases en varias regiones del país sudamericano.

Representantes del sector, los profesores y una comitiva de diputados, como mediadores, se reunieron desde el pasado viernes para definir los puntos del pliego de reclamos. Ayer, con la expectativa, se esperaba que Pedro Castillo, representante máximo de los docentes que no han aceptado las medidas ofrecidas por el Ejecutivo, firmará el acuerdo final, pero no se dio.

El diálogo se disolvió y esto generó reacciones de ambas partes. Desde la sede del Ministerio de Educación, los diputados peruanos sostuvieron que no iban a negociar más ya que los maestros no querían aprobar el único requisito que faltaba: un examen en el aula del comportamiento y la relación con los estudiantes.

"Esto no era un borrador, era ya un acta con el nombre de todos los dirigentes y encabezado por la ministra (Marilú Martens)", dijo el aprista Jorge del Castillo acompañado de sus colegas Armando Villanueva (APP), Edmundo del Águila (AP), Vicente Zevallos (PPK), Wilber Rosas (FA) y Tania Pariona (NP).

“Falta que ellos se organicen. Que digan quiénes firman el acta y cómo se organiza la mesa de diálogo permanente. Eso tienen que resolverlo ellos para que después no salga una nueva facción a desconocer los acuerdos", agregó Villanueva.

En medio de sus apreciaciones, también señalaron que Fuerza Popular, mayoría en el Congreso, había conversado con algunos maestros en las jornadas de negociaciones. “[¿Quiénes los petardearon?] En el transcurso de estos días arduos de trabajo, los señores delegados manifestaron de manera reiterada que estaban siendo llamados por algunos representantes de Fuerza Popular. En algún caso dieron el nombre del señor [Héctor] Becerril, efectivamente”, refirió el oficialista Vicente Zevallos, quien tuvo el respaldo por esta revelación.

La ministra Martens, por su parte, aclaro que las evaluaciones de desempeño a los docentes no tienen ningún sesgo para que provoquen despidos masivos. “No se trata de pruebas escritas ni de conocimiento sino de observaciones de aula, lo que los docentes hacen todos los días frente a los alumnos, niños de 3 a 5 años. La ley de la reforma magisterial representa una política de Estado que ha trascendido varios gobiernos con el único objetivo de mejorar las condiciones de nuestros docentes”.  

Radicalizaran medidas

Mientras esto ocurría, Pedro Castillo anunciaba desde la Plaza San Martín de Lima que la huelga continuaba de manera indefinida al no concretar una reunión con la ministra de Educación. “Invocamos a la señora ministra (Marilú Martens) que sea ella la primera persona que asuma el diálogo directo con las bases regionales del país y deje de estar tuiteando cosas que están fuera de la realidad”.

“A partir de mañana estamos en otro escenario. Invocamos a los frentes de defensa de todo el país, el día jueves convocamos para realizar un paro nacional de 24 horas en solidaridad y apoyo a la huelga nacional indefinida”, añadió.

En las últimas semanas, precisamente, la situación se ha complicado más ya que salieron denuncias, por parte del Ministerio del Interior, de que dos facciones radicales como Pukallacta, originada en el sur del país, y una tercera, llamada Comité Nacional de Lucha y de Reorientación y Reorganización (Conare), ligada al Movimiento de Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), el brazo político del grupo terrorista Sendero Luminoso, se habían infiltrado en las masivas protestas que ha liderado Castillo.

Este personaje, precisamente, fue nuevamente sindicado por el ministro Carlos Basombrío cuando se presentó ante la Comisión de Educación.  "Pedro Castillo es el punto de convergencia para la unión del Movadef y Proseguir", sentenció.

Lo cierto es que, ante la situación de que la huelga continua, en el Parlamento se presentará en los próximos días una moción de interpelación contra Martens para que responda ante el Pleno que censuró a su predecesor Jaime Saavedra, en diciembre del año pasado.