El Gobierno aprovecha la reunión de Cospedal con Villarejo para atacar a Pablo Casado

María Dolores de Cospedal.
María Dolores de Cospedal.

Considera que la reunión secreta de María Dolores de Cospedal con el comisario Villarejo vulnera las normas éticas que aprobó el PP de Pablo Casado. Resulta que la ex secretaria general del PP encargó "trabajos puntuales" al comisario Villarejo a cambio de pagos contra la investigación de Gürtel.

El Gobierno aprovecha la reunión de Cospedal con Villarejo para atacar a Pablo Casado

La política española sigue en el fango. El Gobierno de Pedro Sánchez aprovecha ahora la reunión de María Dolores Cospedal con el comisario José Manuel Villarejo para atacar a Pablo Casado, líder del PP con el apoyo de la ex secretaria general. Los socialistas consideran que esa reunión secreta de María Dolores de Cospedal con el comisario Villarejo vulnera las normas éticas que aprobó el PP de Pablo Casado. La cosa parece en realidad más grave: resulta que Cospedal encargó "trabajos puntuales" al comisario Villarejo a cambio de pagos contra la investigación de Gürtel.

La reunión de la ex secretaria general del PP​ María Dolores Cospedal con el comisario Villarejo se suma a la lista de maniobras del PP para entorpecer la investigación de la trama Gürtel y Pablo Casado deja caer que no van a cometer "los errores del pasado". Colaboradores del líder del PP citados por eldiario.es dicen que él no condenará ni dará su apoyo explícito a nadie después de lo que vivió su partido, por ejemplo, con el ex ministro José Manuel Soria y Rita Barberá, la ex alcaldesa de Valencia, ya fallecida. "A día de hoy no hay comisión de delito. Son solo conversaciones morbosas", destacan en Génova.-

¿Qué es lo que pasó? En resumidas cuenta, Cospedal y su marido ofrecieron a Villarejo hacer “trabajos puntuales” en su cita en la sede del PP de la calle Génova. El comisario jubilado alardeó ante la exministra de que intentó destruir el pendrive clave del caso Gürtel. El problema sería ahora de "una persona particular" –María Dolores Cospedal– y sería ella quien tiene que dar "las explicaciones, a juicio de los colaboradores de Pablo Casado que cita la cadena Ser. En Génova prefieren no condenar a nadie sin pruebas y no desean mostrar un apoyo explícito; no vaya a ser que se precipiten los acontecimientos y se vean obligados a tragarse en horas sus palabras.

Pero la preocupación en el PP se extiende. Según la cadena Ser, diputados, cuadros medios y dirigentes regionales y provinciales consideran que aún no hay nada que se le pueda reprochar penalmente pero eso no evita el daño que, les parece, está haciendo a sus siglas. Se pidió la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y creen que ahora es difícil sostener la situación. Los populares fijan la "comisión de un delito" como línea roja, pero algunos miembros del partido creen que el presidente popular debe "dejar caer" a la ex secretaria general del PP, dice El País.

Entre tanto, el abogado defensor del comisario Villarejo hizo público un comunicado en el que admite que el policía jubilado obtuvo “información de interés judicial-policial por procedimientos heterodoxos” cuando estaba en activo. La nota recalca que estas actividades del “agente encubierto” no solo fueron “consentidas y aprobadas” por sus mandos, sino que también fueron “aplaudidas y premiadas por todos sus superiores operativos y políticos”. El letrado de Villarejo niega reiteradamente que el comisario sea el autor de la filtración de las grabaciones a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. Las atribuye a una maniobra para impedir su puesta en libertad provisional. @mundiario

El Gobierno aprovecha la reunión de Cospedal con Villarejo para atacar a Pablo Casado
Comentarios