Cuatro gobernadores opositores juran ante la ANC y ridiculizan a la MUD

Gobernadores opositores juran ante Delcy Rodríguez. / Twitter
Gobernadores opositores juran ante Delcy Rodríguez. / Twitter

El partido Acción Democrática ha dado una cachetada a los demás miembros de la coalición y han legitimado la Constituyente de Maduro y los chavistas.

Cuatro gobernadores opositores juran ante la ANC y ridiculizan a la MUD

La oposición en Venezuela ha cedido a la tentación y cuatro de sus cinco gobernadores electos en las elecciones regionales del 15 de octubre han jurado su cargo ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Organismo Legislativo forzado por el chavismo a fin de cargarse a la Asamblea Nacional, ocupada por la oposición desde diciembre de 2015. De esta forma, Nicolás Maduro se da una bocanada de oxígeno pues esta maniobra da legitimidad a su Constituyente, rechazada casi de pleno por la comunidad internacional.

Laidy Gómez (Táchira), Alfredo Díaz (Nueva Esparta), Ramón Guevara (Mérida) y Antonio Barreto Sira (Anzoátegui) son los cuatro gobernadores electos que dieron la puñalada a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal coalición opositora, y se reunieron con Delcy Rodríguez y Elvis Amoroso, presidenta y vicepresidente de la ANC, respectivamente, así como con el secretario y subsecretario de la misma. "Se juramentaron y se subordinaron", escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter. El chavismo celebró esta juramentación como una victoria que se hacía ya una urgencia, pues la MUD ha subido la carga en su contra desde principios de año.

La noticia ha dejado helados a todos en la oposición, que de por sí dejaba ver serias grietas entre sus principales líderes. El escenario apunta a que los cimientos de la MUD se romperán y los chavistas, que ahora vuelan alrededor de la coalición como buitres esperando alguna caída, han aprovechado la situación para dar una imagen de reconciliación. "He llamado a todos los gobernadores de oposición y les he dicho que pasemos página. Les tiendo la mano para trabajar juntos. Ojalá podamos mantener el clima de buena voluntad", dijo el presidente a una cadena local de televisión y radio. Los cuatro juramentados son integrantes del partido Acción Democrática (AD), que controló el país entre 1958 y 1998, es decir hasta el ascenso de Hugo Chávez.

Pero vale decir que esta maniobra no fue fruto de un impulso inesperado. El fin de semana recién pasado, los cuatro gobernadores en cuestión celebraron asambleas populares para "escuchar a sus electores", tal y como acostumbran los dirigentes chavistas para dar legitimidad a sus decisiones. A raíz de eso, los medios de comunicación del Estado de Nueva Esparta publicaron el lunes que Díaz había tomado ya la decisión de presentarse ante la Constituyente. Y así fue.

El único que ha resistido morder el anzuelo fue Juan Pablo Guanipa, que pertenece al partido Primero Justicia, del que también son integrantes el presidente de la verdadera asamblea Julio Borges y el excandidato a la presidencia Henrique Capriles. El partido en cuestión no reconoce a la ANC, por lo que el gobernador electo por el Estado de Zulia, la segunda provincia más importante de la república bolivariana, se ha negado a jurar ante ella "por amor" al Estado que le votó "y a Venezuela".

El Palacio de Miraflores ya ha pedido a su asamblea que evalúe "el desacato ocurrido" con Guanipa. La semana pasada, Maduro dejó ver que esa rebeldía no se quedaría sin su respectivo castigo, llegando a amenazar con repetir las elecciones en las provincias donde los ganadores no aceptaran tomar juramento ante la Constituyente. Guanipa está dispuesto a correr ese riesgo con tal de mantenerse coherente con sus palabras. El gesto ha movido el corazón de Capriles, quien le ha felicitado por su valor.

La MUD había rechazado en bloque a la ANC puesto que estimaba que su convocatoria y posterior elección fue una violación a la Constitución. Su postura fue secundada por casi todos los países de América y Europa, que se negaron a reconocer esta asamblea y prometieron sanciones económicas a los altos mandos del chavismo. Debido a eso, la decisión de los gobernadores de la AD ha tomado desprevenidos a todos y ha hecho sonrojar a los grandes dirigentes de los otros partidos. Esto amenaza con desatar una tormenta que se venía venir desde hacía meses. "Vamos hacia una nueva unidad. En las peores crisis y circunstancias siempre surgen oportunidades", escribió Capriles en su Twitter en lo que puede convertirse como una confirmación diplomática que la MUD no volverá nunca a ser la de antes.

Tal y como se esperaba, el régimen chavista alteró los resultados de los comiciones regionales del 15 de octubre, esto mediante el Consejo Nacional Electoral (CNE), de acuerdo a acusaciones lanzadas por la oposición. De acuerdo a estas quejas, el chavismo obstaculizó las votaciones y, en otros casos, llegó a desconocer la voluntad popular. Y los resultados finales de los mismos pueden dar la razón a estas hipótesis. Según varios estudios de opinión conducidos antes de los comicios, la MUD, en el peor de todos los escenarios concebibles, se llevaría la victoria en 12 Estados. Al final, ganó solamente en cinco.

Y ahora, la coalición opositora queda más partida que nunca. Por un lado, quedan los principistas, esos que decidieron ni siquiera participar en las elecciones regionales por temor a que sucediera todo esto que está sucediendo cabalmente. En este bando se han colocado también quienes consideran que antes de participar en nuevas elecciones deben procurarse condiciones más equitativas y elegir a nuevas autoridades que vigilen estos ejercicios.

Y del otro lado, quedan los que han dejado en ridículo a los primeros. Los pragmáticos, dirigidos por AD, no se dan por aludidos de los descaros del régimen ni del daño que acaban de hacer a todos los esfuerzos de la MUD este año y ven una oportunidad abierta para adelantarse entre las opciones que podría presentar la oposición en diciembre del próximo año, cuando se debería elegir al sucesor de Maduro. El hombre elegido para esos futuros comicios presidenciales es nada menos que Henry Ramos Allup, secretario general del partido y expresidente de la AN.

Cuatro gobernadores opositores juran ante la ANC y ridiculizan a la MUD
Comentarios