Buscar

MUNDIARIO

Garzón y otros 'comprometidos' izquierdistas piden un cambio en la forma de hacer política

Mientras el PP, en Asturias, hace un llamamiento al diálogo y altura de miras a los partidos políticos, destacados izquierdistas aseguran que "quedarse en casa es dejar la mayoría absoluta a quien la tiene".

Garzón y otros 'comprometidos' izquierdistas piden un cambio en la forma de hacer política
El exjuez Baltasar Garzón.
El exjuez Baltasar Garzón.

Firma

Jesús Parga

Jesús Parga

Periodista. Colaborador de MUNDIARIO.

“Entendemos la decepción y el desencanto con la política, las instituciones y los partidos que le dan sustento” dicen, Garzón  y otros políticos procedentes, especialmente,  de IU, quienes reivindican, en una  Carta abierta a la Conferencia Política del PSOE, que se celebrará el próximo fin de semana,  que “precisamente por eso la participación activa, que reclamamos a todos y en todo, es esencial para combatir lo que no nos gusta”. “Quedarse en casa- aseguran – es retroceder y dejar  la mayoría absoluta a quien ya la tiene”.

En esta carta, los preocupados políticos “comprometidos con la izquierda” como ellos  se autodefinen, categóricamente afirman que su objetivo, ”es la derrota de la derecha que está aprovechando la crisis para empujar al desempleo y a la marginación a amplias capas de la sociedad y, especialmente, a los sectores más frágiles (…) mientras, este mismo gobierno, protege los intereses de los poderosos apoyándose ideológicamente en los sectores más conservadores de la sociedad”. “Ahora es imprescindible- para los firmantes de esta carta que  a través de Garzón pretenden intervenir en la mencionada conferencia socialista- y urgente, revertir la destrucción de derechos que el Partido Popular está ejecutando a través de los recortes en salarios y prestaciones, educación, sanidad, servicios sociales, igualdad, aborto y un largo etcétera”.  “Precisamente ahora que se intenta desprestigiar la actividad política es el momento de dar un paso adelante, con valentía y decisión, para recuperar su ejercicio como un instrumento útil con y a favor  de la ciudadanía”.

En otro apartado de la carta a la Conferencia Socialista, sus firmantes, se justifican de acudir a la misma porque quieren “un cambio de modelo y un cambio en los valores e ideas que mueven el mundo” y  porque “se trata de construir un proyecto que desde la izquierda, sea capaz de ilusionar, dar confianza y convencer al conjunto de la sociedad”. Terminan su meditada epístola indicando que sus aportaciones a este debate “quieren ayudar a concretar la nueva política y la nueva forma de ejercerla…” como demanda la sociedad actual.

De momento, al menos hasta la hora de escribir este comentario, no se conocían las opiniones sobre la referida carta de, Susana Díaz, Gómez Besteiro, Gómez, Chacón, Vara y un largo etcétera de jóvenes valores socialistas que pretenden cambiarlo todo para mejorándolo, desde lo realmente posible, mantener un PSOE que sea capaz de proteger las peculiaridades de cada comunidad autónoma, sin deteriorar los principios y valores que le definen como español. Bastantes históricos del partido defienden lo mismo. Todos entienden que la renovación no  debe ser tanto de personas cuanto de principios y, si bien es cierto que los firmantes de esta carta se explayan  en la enumeración de viejas y tradicionales generalidades, nada dicen sobre los candentes temas de hoy: Configuración del Estado, reforma de su administración, reducción de costos, etc.de ahí que encierren interés las opiniones de quienes lucharon, y lo siguen haciendo,  por un  partido socialista único y español. El resto de la carta es espejo de las verdaderas preocupaciones de sus firmantes.      

Independientemente de lo anterior, la semana pasada, concluye devolviendo a todos los asturianos la confianza de que su tierra interesa al resto de España, no solo  cuando se entregan los premios  Príncipe de Asturias, hay accidentes en la minería, en el mar o ascienden o descienden el Sporting o el Oviedo. El plantón de UP y D al Gobierno Autónomo  del Principado-Rosa Díez lo pagará caro, porque como afirma Álvarez Cascos “se mueven por su particular ambición…”- y el apoyo tácito al mismo del PP, apelando su portavoz, a “la altura de miras de todos los partidos” porque Asturias no está para unas nuevas elecciones, van a propiciar el debate nacional en los próximos días.