El Fiscal General ofreció dejar su cargo en un acalorado intercambio con Trump

Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us
Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us

El presidente y el Fiscal General han tenido una serie de intercambios acalorados en las últimas semanas después de que Sessions se recusara de la investigación rusa.

El Fiscal General ofreció dejar su cargo en un acalorado intercambio con Trump

El presidente Donald Trump y el fiscal general Jeff Sessions, han mantenido una serie de intercambios poco amistosos, especialmente después de que Sessions se recusara del seguimiento a la trama rusa, según lo han asegurado varias fuentes desde la Casa Blanca. 

Un alto funcionario de la administración dijo que en un momento dado, Sassions expresó que estaría dispuesto a renunciar si Trump ya no lo quería allí. La tensión con el fiscal viene en una coyuntura crítica para Trump. El ex director del FBI, James Comey, está dispuesto a testificar el jueves acerca de sus discusiones privadas con Trump, y la investigación de Rusia ha llegado hasta la Casa Blanca, con preguntas sobre el yerno del presidente, Jared Kushner.

El martes por la tarde, el polémico secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, declinó decir si Trump tiene confianza en Sessions. "No he tenido una discusión con él sobre eso", dijo Spicer. El pasado martes, la Casa Blanca aún no pudo decir si el presidente respaldaba o no a su fiscal general. Desde la base Trump en la Casa Blanca aseguraron que deseaban evitar una repetición de lo que sucedió cuando Kellyanne Conway dijo que Trump tenía confianza en Flynn sólo para averiguar horas más tarde que el consejero de seguridad nacional había sido expulsado.

Por ahora Sessions continúa firme en su puesto. Sessions fue el primer partidario de Trump en el Senado y fue un apoyo más que entusiasta durante toda la campaña . El propio equipo de Sessions se ha convertido en una parte del círculo íntimo de Trump: su ex jefe de personal, Rick Dearborn, es ahora el subdirector del personal de Trump, y su ex portavoz, Stephen Miller, ha evolucionado hasta convertirse en una figura muy influyente como director de política y redactor de discursos.

Pero todo eso cambió una vez que Sessions se retiró por su propio pie de la investigación de Rusia en marzo, poco después de que The Washington Post informara sobre todas las reuniones no reveladas entre él y el embajador ruso en Estados Unidos, Serguéi Kislyak.

La presión ha aumentado para Trump en torno a las comunicaciones de su campaña con los rusos. Trump dijo que había despedido a Comey en parte debido a la situación rusa, y Comey por su parte expresó en un largo memorándum que Trump lo presionó para que dejara de investigar al ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn. Tarde o temprano todo esto estallará, aunque no sabemos a ciencia cierta en las manos de quién. 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política

 

El Fiscal General ofreció dejar su cargo en un acalorado intercambio con Trump
Comentarios