Los gestos desesperados de las FARC que no evitaron el triunfo del "no"

Rodrigo Londoño, alias Timochenko. / abc.com.py
Rodrigo Londoño, alias Timochenko. / abc.com.py

Timochenko, el gran líder de las fuerzas insurgentes, expresó que él y sus camaradas siguen dispuestos a usar el diálogo como su principal arma para el cambio en Colombia.

Los gestos desesperados de las FARC que no evitaron el triunfo del "no"

El triunfo del no reflejó que en Colombia no se perdonará sin que el culpable tenga su castigo. El acuerdo firmado por el presidente Juan Manuel Santos y las FARC en el que éstos no tendrían ninguna condena de cárcel pese a sus incontables crímenes no caló en los corazones de millones de colombianos, muchos con cicatrices frescas a raíz de medio siglo de conflicto. El referendo del domingo deja en una situación no menos que compleja a ambas partes. Alias Timochenko, el número uno de la insurgencia se ha expresado a nombre de sus camaradas y el fallido tratado de paz firmado el 26 de septiembre.

"Las FARC-EP mantienen su voluntad de paz y reiteran su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro", confesó Timochenko. Caquetá y el Meta, dos departamentos muy golpeados durante todos estos años a causa del conflicto le cerraron la puerta a la paz con sus votos, contrastando con Cauca, Guaviera o Sucre, departamentos igual o más lastimados que aquellos dos pero que votaron al acuerdo. "Como familiares de los diputados del Valle del Cauca secuestrados y asesinados por las FARC y aspirando a interpretar la voz de muchas de las víctimas de nuestro país [...] solicitamos al Gobierno Nacional y a las FARC a mantenerse en la mesa para encontrar las alternativas que conduzcan al final del conflicto y a la anhelada paz entre los colombianos", escribieron las autoridades de los departamentos en un comunicado. "Hoy ganó la democracia en Colombia y es nuestra oportunidad de oro para fortalecer el Acuerdo para dejarle un mejor país a nuestras próximas generaciones", prosigue el documento.

Y todo esto considerando que las FARC echaron un desesperado pique por conseguir la aprobación de la paz en las urnas. 24 horas antes de la consulta, los revolucionarios anunciaron que confesarían sus recursos monetarios y no monetarios para el resarcimiento de sus víctimas. Hasta antes de ese instante, las fuerzas habían siempre repetido que no contaban con recursos semejantes para financiar la etapa postconflicto. El inventario estaba programado para hacerse en el período de concentración de guerrilleros en las zonas verdales. En esa región, la ONU verificó por medio de un séquito la rendición de armas por parte de los guerrilleros. Estos últimos se adelantaron y quisieron enviar un gesto de buena voluntad al deshacerse de manera anticipada de 600 kilos de explosivos. El gesto no sirvió de nada.

La ley de la amnistía y el quinto inciso del acuerdo al que Santos llegó con los guerrilleros fueron los detonantes del histórico resultado. Álvaro Uribe, uno de los grandes líderes del no, catalogó esos beneficios como "la impunidad de la paz" y en varias ciudades de Colombia como Medellín, epicentro uribista, se oía la indignación de varios que no daban cabida a que los guerrilleros no purgarían sus pecados en la cárcel. @hmorales_gt

Los gestos desesperados de las FARC que no evitaron el triunfo del "no"
Comentarios