Fallece Barbara Bush, la matriarca de uno de los clanes políticos más poderosos de EE UU

Barbara Bush, exprimera dama de EE UU. RR SS.
Barbara Bush, exprimera dama de EE UU. / RR SS.

A los 92 años y luego de presentar un estado crítico de salud, el “arma secreta” de Bush padre ha fallecido. Recordamos su trayectoria como Primera dama entre 1989 y 1993; era bien conocida por ser la esposa y madre de presidentes de EE UU.

Fallece Barbara Bush, la matriarca de uno de los clanes políticos más poderosos de EE UU

Barbara Bush, matriarca de uno de los clanes políticos más poderosos de EE UU falleció a los 92 años en su casa en Houston, Texas. Recordada como una Primera dama carismática y popular entre 1989 y 1993, se convirtió en el “arma secreta” de George W. H. Bush padre, que en cambio era menos popular. Ambos tuvieron seis hijos, entre ellos, George hijo que tuvo la oportunidad de ser presidente de EE UU desde el 2001 hasta el 2009, y Jeb, que fue precandidato presidencial.

En lo últimos tiempos realizó algunas apariciones en representación de la familia Bush junto a su esposo. Sus compatriotas la recordarán por sus collares de perla y eterna sonrisa que siempre lucia donde estuviera, desde una cena de Estado hasta un partido de béisbol. Bárbara pisó la Casa blanca tras el paso de la influyente y republicana Nancy Reagan, orquestando una imagen que la definió por estar entre dos puntos: el de la asesora de su marido y el de la figura popular aleja de la política.

La familia informó el domingo que la matriarca había pasado cuidados paliativos en la fase terminal de una dolencia que no quisieron especificar y tras pasar por varios hospitales. “Mamá nos mantuvo siempre en alerta y nos hizo reír hasta el último momento”, señaló el expresidente George Bush en un comunicado.

Le sobrevive su marido, George W. H. Bush, de 93 años, también de salud delicada. Barbara Pierce –apellido de soltera- nació en Nueva York en 1925 y conoció a su esposo siendo adolescente. Se casaron con 20 y 21 años respectivamente y ambos de familias acaudaladas, una boda de las altas esferas neoyorkinas.

Una Primera dama con personalidad

Barbara Bush y Abigail Adams han sido las únicas mujeres esposas y madres de presidentes de EE UU. Era bien conocida por presentar el lado más suave del Gobierno de su esposo, quien no dudó en utilizar su imagen para presentar la labor social y humanitaria de su mandato.

Pero también fue una mujer con garra y mucho sentido del humor. Nunca temió imponer cierta disciplina en su familia y adoraba a todos sus hijos. Podía atacar en el ámbito político con mucha personalidad, lo dejó claro en una campaña electoral en donde se le cuestionó sobre las infidelidades de Bill Clinton: “Nunca ha negado que tuviera una aventura, ¿no?”, señaló en aquella ocasión. Sin embargo, también defendió a Hillary Clinton cuando llegó a la Casa Blanca. “Dadle un respiro”, pidió a los medios.

Era bastante empática y bromista, lo dejaba claro en las pocas entrevistas que concedió. En una ocasión se le preguntó sobre tener a otro Bush en la presidencia, a lo que respondió que eran “suficientes Bushes” en la Casa Blanca, y aseguró que “es una tontería si no encontramos más de dos o tres familias para presentarse a la presidencia”.

Más tarde, en un evento político decidió retratarse de una forma cómica. En un vídeo para la campaña presidencial de su hijo Jeb apreció diciendo: “Eh… Jeb, escucha, soy mamá. ¿Qué quieres decir con ‘demasiados Bushes…’? ¡He cambiado de opinión!”; y el público rompió a reír. @mundiario

Fallece Barbara Bush, la matriarca de uno de los clanes políticos más poderosos de EE UU
Comentarios