El Estado Islámico atribuye el ataque de Estambul a uno de sus hombres

Estado Islámico. / lapatilla.com
Estado Islámico. / lapatilla.com

La agrupación ha emitido un comunicado en el que aseguró que la balacera en una discoteca de Turquía fue parte de las "sagradas" operaciones yihadistas en territorio europeo.

El Estado Islámico atribuye el ataque de Estambul a uno de sus hombres

El Estado Islámico ha tardado dos días en confirmar las sospechas que giraban en torno al reciente atentado en Estambul, donde el 31 de diciembre un hombre ingresó a una discoteca y abrió fuego, matando a 39 personas e hiriendo a otras 69. El responsable del ataque, quien sigue fugado, entró a la sala de fiestas de Reina, un club de lo más lujoso localizado a la orilla del Bósforo, y cargó con su arma a los casi 500 presentes, la mayoría de la élite secular turca, quienes celebraban el inicio del presente año. "En continuación de las sagradas operaciones que el Estado Islámico está llevando a cabo contra el protector de la cruz, Turquía, un heroico soldado del califato golpeó uno de los más famosos club nocturnos donde los cristianos celebran su festivo apóstata", avisó en un comunicado el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés).

Las autoridades buscaron el domingo al asesino por el destricto de Besiktas, que está en el vecindario de Ortaköy, sede del equipo de fútbol. Sin conocer su identidad, varios helicópteros sobrevolaron la zona, apoyando el despliegue de miles de efectivos policiales hasta el distrito de Beyoglu, el gran epicentro económico de la zona, donde está la plaza Taskim. De acuerdo a lo compartido por medios turcos, cuando menos ocho personas han sido capturadas por su posible nexo con el atacante y su obra. Hoy cabalmente, el Ministerio del Interior ha informado de la detención en una semana de 147 personas que afines al ISIS y que estaban distribuidas en todo el país.

ADVERTISEMENT
 

El siniestro ha sido un nuevo y serio golpe al país, entrometido en varios frentes bélicos en ambos lados de la frontera con Siria, y un blanco predilecto de las milicias kurdas y de los altos mandos del ISIS, tal como lo confirman los más de 300 muertos en atentados a lo largo del pasado año.

Dentro de las víctimas mortales hay una joven de Israel, un libanés, un belga y tres indios. Dentro del séquito de heridos hay unos 24 extranjeros, de países como Marruecos, Líbano y Libia, de acuerdo a lo último que han informado las autoridades locales. El primer ministro turco, Binali Yildirim, aclaró que tres de los heridos estaban en estado crítico para el domingo.

Recep Erdogan, presidente de Turquía, condenó el atentado y prometió coraje con los responsables. Estambul, como todas las grandes ciudades de Europa, se mantenía en alerta ante la posibilidad de nuevos ataques durante las fiestas navideñas luego del lamentable hecho en Berlín el 19 de diciembre. Tanto, que en la segunda ciudad más importante de Turquía -la misma Estambul- había hasta 17.000 policías distribuidos en la ciudad para cuidarla durante la Nochevieja. La medida fue insuficiente.

Vasip Sahin, gobernador de Estambul, confirmó que el atacante entró a la sala a la 1:15 de la madrugada (11:15 p.m., en la España peninsular) tras disparar con su arma a un policía que protegía la entrada y a un civil. Luego de abrir fuego a diestra y siniestra contra los presentes, se las arregló para escapar del lugar y dejó su arma, una Kaláshniko AK-47, en el suelo del club, abarrotado de cadáveres y personas vivas que habían quedado heridas. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT
 
 

 

El Estado Islámico atribuye el ataque de Estambul a uno de sus hombres
Comentarios