El estado de alarma necesita de coordinación horizontal en red, no de mandos únicos

Jaume Padròs. / Revista Médica
Jaume Padròs. / Revista Médica
Coordinar en red es mucho más efectivo que un único cerebro que todo lo sabe y todo lo entiende.
El estado de alarma necesita de coordinación horizontal en red, no de mandos únicos

La recentralización sanitaria, de seguridad pública y de transportes operada por el real decreto que declaró el estado de alarma es ineficaz y contraproducente. Coordinar en red es mucho más efectivo que un único cerebro que todo lo sabe y todo lo entiende. Esta pandemia exige colaborar globalmente asumiendo las directrices de la autoridad científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Necesitamos también  una actuación coordinada muy potente desde la Unión Europea y de una cooperación y coordinación en tiempo real en todo el Estado.

Pero coordinación no implica Mando Único. La asunción de éste desde el 15- M por el Ministerio de Sanidad (MS) no trajo ventajas, sino graves inconvenientes. Fracasó la centralización de la compra de equipos de protección (EPI), respiradores mecánicos y otro material sanitario. En toda la semana el MS no pudo  suministrar este material, cortando, además, las vías de suministro antes abiertas por las Administraciones sanitarias autonómicas. Se incautaron mascarillas en  empresas destinadas a las Administraciones sanitarias catalana y andaluza, mientras la Xunta denunciaba no haber recibido más de 10.000 en los últimos A mediados de la semana el MS devolvió a las Administraciones autonómicas la capacidad de comprar este material.

Lo mismo pasó con las tests de los positivos. El 15- M el MS prohibió hacer estos tests a enfermos leves, desautorizando a los Gobiernos autonómicos. La OMS recomendó “test, test, test” y ahora se decidió hacer todos los posibles, como ya siguieron haciendo algunas autonomías en el interín.

La eficacia no requiere de Mandos Únicos, sino de  incrementar el margen de autonomía de los equipos directivos y médicos de las Áreas Sanitarias y Hospitales. No en vano, ya dijo Jaume Padròs, presidente del Colegio Médico de Barcelona, que el MS desconocía los recursos y necesidades de cada territorio. No conoce las características esenciales de los hospitales

En cuanto a las actuaciones de control ciudadano, se adoptaron lenguajes y decisiones absurdamente militaristas, cuando quien conoce mejor el territorio y  la población son las policías de cercanías y sus Mandos orgánicos y políticos. Esta pandemia está combatiéndose con reglas del siglo XIX, como dijo el vicepresidente de Omnium, Marcel Mauri. La UME y otras unidades militares aportan especialización técnica, pero los militares no están para sustituir las policías de proximidad.

La idea del Mando Único nace no de la búsqueda de la operatividad, sino de los prejuicios ideológicos centralistas de los altos cargos del Gobierno y de la Administración del Estado, así como de buena parte de las estructuras mediáticas y de opinión de Madrid. Se desaprovechan las ventajas del Estado autonómico, de la gran descentralización de gasto y gestión operada durante los últimos 35 años. Se descarta coordinar en red y  se aplica la teoría de un único cerebro que conoce todo y decide todo. Es la misma mentalidad que les impidió confinar en tiempo Madrid o permitir que los distintos territorios gradúen sus respuestas en función de las necesidades locales, como están haciendo Alemania y Suiza.

Seguro que el estado de alerta necesita ser prorrogado. Pero haría bien Sánchez en proponer al Congreso estatal la reforma de la legislación excepcional devolviendo las competencias autonómicas e incluso reforzándolas, atribuyéndole a los Gobiernos territoriales la autoridad delegada para agravar y, en su caso, modular las medidas de confinamiento, de acuerdo con el artº 4.3 del R.D. que declaró el estado de alarma. @mundiario

El estado de alarma necesita de coordinación horizontal en red, no de mandos únicos
Comentarios