El premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei podría ser primer ministro de Egipto

Mohamed Mustafa el-Baradei .
Mohamed Mustafa el-Baradei .
El-Baradei consideró inconstitucional la elección de Morsi y apoyó las protestas contra el Gobierno con motivo de su concentración de poderes del Estado. Ahora podría ser jefe de Gobierno.
El premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei podría ser primer ministro de Egipto

El premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei podría ser nombrado primer ministro interino de Egipto. El Baradei, que fue responsable de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA), se reunió poco antes de ser propuesto con el presidente interino del país, Adli Mansur, expresidente de la Corte Constitucional. La noticia primero se filtró en firme para horas depués matizar que la de El Baradei es una opción más. No solo hay desconcierto en la calle, también en los despachos anda todo revuelto.

Entre tanto, los islamistas lanzaron este sábado una nueva oleada de protestas contra los militares que depusieron a Morsi. El viernes murieron casi cuarenta personas y 1.100 resultaron heridas. La situación que se encontrará el nuevo primer ministro es delicada.

Mohamed Mustafa el-Baradei nació en 1942 en El Cairo. Es un diplomático, jurista y político egipcio que entre 1997 y 2009 fue el director general de la AIEA, una organización intergubernamental bajo el auspicio de las Naciones Unidas. Junto a la AIEA, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz de 2005. El-Baradei se licenció en Derecho en la Universidad de El Cairo en 1962 y está doctorado en Derecho internacional por la Universidad de Nueva York. Nada más licenciarse, comenzó a trabajar como diplomático en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Egipto, siendo destinado en dos ocasiones a las sedes de Naciones Unidas en Nueva York y Ginebra.

Según la Wikipedia, en 1984 fue nombrado asesor jurídico de la AIEA hasta 1993 y director auxiliar de la Oficina de relaciones exteriores de la Agencia hasta 1997. Ese año fue nombrado director general, cargo que desempeñó hasta noviembre de 2009. En 2002, junto con Hans Blix, fue encargado por la Agencia y por las Naciones Unidas para certificar el desarme de Irak, y condujo el equipo de inspectores de la ONU buscando evidencias de armas de destrucción masiva en aquel país. El 27 de enero de 2003, ante el Consejo de Seguridad de la ONU expuso que la AIEA había desmantelado, eliminado o evacuado la mayor parte de las instalaciones iraquíes con capacidad de fabricar armas nucleares. El 7 de marzo, ante el mismo órgano, reafirmó su postura y comunicó que no existía uranio en Irak procedente de Níger, tal y como George W. Bush había denunciado con anterioridad. Por ello, se opuso frontalmente a que Estados UnidosGran BretañaEspaña yPortugal hicieran la declaración de las Azores que dio lugar a la invasión de Irak de 2003 al considerar que no había pruebas para dicha intervención, y solicitando un plazo de tiempo mayor para que los inspectores realizasen su trabajo.

El 7 de octubre de 2005 ganó el Premio Nobel de la Paz junto a la AIEA en "reconocimiento a sus esfuerzos por impedir la proliferación de armas nucleares". En su tercer mandato, la AIEA y el-Baradei se centraron en dos procesos internacionales de envergadura: el control de la producción de uranio por parte de Irán, que era renuente a dar explicaciones a la Agencia, y la salida del Tratado de No Proliferación Nuclear de Corea del Norte, donde se sospechaba la posibilidad de que se hubiera obtenido material para un número indeterminado de armas atómicas. En ambos casos, Estados Unidos era contrario a la política de el-Baradei y pretendió su no reelección. En 2008 anunció su intención de no continuar al frente de la AIEA durante un cuarto mandato. El 1 de diciembre de 2009 tomó posesión su sucesor en el cargo, el japonés Yukiya Amano.

En febrero de 2010 creó la Asociación Nacional para el Cambio como alternativa política en Egipto. Durante las protestas de Egipto de 2011, el-Baradei regresó a su país para sumarse a los opositores al régimen de Hosni Mubarak señalando que volvía a El Cairo porque no había otra elección y que debía estar acompañando a la multitud. Al llegar a El Cairo el 27 de enero de 2011, señaló que era un momento clave para Egipto, sintiéndose preparado para conducir la transición política en el país. Antes de su llegada y desde el aeropuerto de Viena indicó: "Si la gente lo quiere, y sobre todo los jóvenes, puedo dirigir la transición. No les voy a dejar en la estacada".

Candidato en las elecciones presidenciales de su país en 2011 tras la caída de Mubarak, renunció denunciando irregularidades en los comicios y manipulación por parte del Consejo militar provisional que gobernaba el país. Resultó electo Mohamed Morsi, de los Hermanos Musulmanes, proclamado en junio de 2012 como nuevo presidente. Como recuerda también Wkipedia, El-Baradei consideró inconstitucional la elección de Morsi y apoya las protestas contra el gobierno de Morsi con motivo de su concentración de poderes del Estado.

El premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei podría ser primer ministro de Egipto
Comentarios