El Ejército de Myanmar toma el poder y detiene a Aung San Suu Kyi

Aung San Suu Kyi, política birmana y nobel de la Paz. RR SS.
Aung San Suu Kyi, política birmana y nobel de la Paz. / RR SS.
Un golpe de Estado ocurrió en el país asiático donde una junta militar tomó el control del Gobierno arrestando a diferentes líderes, incluyendo a Aung San Suu Kyi, nobel de la Paz.
El Ejército de Myanmar toma el poder y detiene a Aung San Suu Kyi

A través de un mensaje transmitido en la televisión, los jefes militares de Myanmar anunciaron un golpe de Estado comunicando que a cargo quedaba el comandante en jefe Min Aung Hlaing. En su comunicado señalaban que el país estaría en estado de emergencia por todo el año.

El golpe ocurre justo después de la detención de Aung San Suu Kyi, la líder del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (LND), según dio a conocer el portavoz de la formación política, Myo Nyunt. Entre los líderes "capturados" se encuentra el presidente Win Myint.

La formación política emitió un comunicado en nombre de Suu Kyi: "Insto a la gente a no aceptar esto, a responder y a protestar a ultranza contra este golpe del ejército". De igual forma, varios ministros de las diferentes regiones de Myanmar fueron capturados de sus propios hogares, según la denuncia de sus familiares

El Ejército justifica el golpe en considerar las pasadas elecciones de noviembre como fraudulentas y en las cuales el LND ganó por una abrumadora mayoría. Sin embargo, expertos internacionales no comprenden la actuación de los militares debido a que en los últimos años estos han concentrado un gran poder tanto económico como político en el país, ocupando hasta el 25% de los escaños en el Parlamento.

Rechazo internacional

Desde EE UU condenan el golpe, siendo esta la primera prueba que enfrentará el Gobierno de Joe Biden. "Washington se opone a cualquier intento de alterar el resultado de las recientes elecciones o de impedir la transición democrática en Myanmar", afirmó el secretario de Estado, Antony Blinken, que instó a que fueran liberados todos los líderes políticos capturados. Además, señaló que su país "está del lado del pueblo de Myanmar en sus aspiraciones de democracia, libertad, paz y desarrollo. El ejército debe revertir estas acciones de inmediato".

Marise Payne, ministra de Exteriores australiana, pidió al Ejército entrar en razón. "Llamamos al ejército a respetar la ley, a resolver disputas a través de mecanismos legales y a liberar de inmediato a todos los líderes civiles y otras personas detenidas ilegalmente", expresó en un comunicado. 

"La Junta Militar que gobernó Myanmar durante décadas en realidad nunca se fue del poder para empezar", expresó por su parte John Sifton, de la organización Human Rights Watch. "En realidad nunca se sometieron a la autoridad civil, por lo que los eventos de hoy, de alguna manera, simplemente revelan una realidad política que ya existía". @mundiario

El Ejército de Myanmar toma el poder y detiene a Aung San Suu Kyi
Comentarios