EE UU: El presidente Barack Obama toma posesión de su segundo mandato

Encima de su mesa están asuntos como el migratorio, el equilibrio presupuestario, el problema energético, el control de armas, Irán, Corea del Norte u Oriente Medio.
EE UU: El presidente Barack Obama toma posesión de su segundo mandato

Portada de la revista Time, que declaró a Obama el personaje del año

En el segundo mandato de los presidentes estadounidenses, desde mediados del siglo pasado, ha primado más la política internacional y pasar a la historia de la nación, que la política interna. Comprensible en un sistema electoral de dos mandatos. Barack Obama no va a ser una excepción, de modo que se enfrentará a importantes retos que marcarán su destino histórico como Presidente.

Obama consiguió salir reelegido Presidente con una cifra de paro superior al 7%, algo que no había logrado ningún otro mandatario en la joven historia de la nación, tras un mandato de corte de centro izquierda y muy alejado del socialismo que proclamaban los editoriales conservadores, con batallas como la sanitaria y con golpes de efecto hacia la minoría mayoritaria latinoamericana, verdaderos artífices de la segunda victoria del Presidente afroamericano.

En los próximos meses, Barack Obama tendrá que decidir dónde ser enérgico, dónde ser cuidadoso, dónde ganar tiempo, qué aparcar  y qué ejecutar. Encima de la mesa el mismo dejó en su anterior mandato asuntos como el migratorio, el equilibrio presupuestario, el problema energético, el control de armas, Irán, Corea del Norte u Oriente Medio. Los analistas internacionales coinciden es que es muy difícil salir airoso de cualquiera de los conflictos mencionados. Algunos aconsejan cautela, otros exhortan al Presidente a ser audaz, ambicioso y demostrar que la ola humana de emocionante apoyo del 2008 sí ha podido, “yes we could”. No lo tiene fácil.

No ha cambiado casi nada, salvo el Presidente

La llama de esperanza de que algo podía realmente cambiar se ha ido apagando y el Presidente Obama, al menos en su primer mandato, ha dado verdaderas muestras de que dijo que todo iba a cambiar, pero no ha cambiado casi nada, salvo el Presidente, titulaba la semana pasada el periódico NewYorker.

Su primer mandato se caracterizó por ser poco ejecutivo y trasladar al Congreso la redacción de normas tan relevantes como la reforma sanitaria. Comparativamente con anteriores Presidentes, Barack Obama ha hecho un menor uso de sus capacidades de impulso legislativo y los poderes ejecutivos para vetar decisiones del Congreso.

En el ámbito doméstico la legislación sobre el control de armas, especialmente las de asalto, se presenta como una oportunidad estratégica para que Obama deje su huella en la historia política de la nación y, además, resuelva un problema que ha frustrado a los demócratas por décadas.

La Casa Blanca no ha detallado la agenda del segundo mandato de Barack Obama. Una vez que se llegue a un acuerdo presupuestario y fiscal, el Presidente Obama "buscará trabajar en varios asuntos que son determinantes para nuestro futuro, desde la inmigración hasta energía, pasando por la educación y la seguridad nacional", afirmó Jamie Smith, portavoz presidencial.

Difícilmente mantendrá la ilusión que generó hace poco más de cuatro años, pero seguro que lo intentará, si los republicanos le dejan.

EE UU: El presidente Barack Obama toma posesión de su segundo mandato
Comentarios