EE UU no acepta las exigencias de Rusia para evitar el avance de la OTAN

Antony Blinken, secretario de Estado. / Archivo.
Antony Blinken, secretario de Estado. / Archivo.

Un nuevo capítulo se escribe en la crisis que enfrenta a Moscú con el resto de potencias de Europa y América tras la negativa de Biden de aceptar las condiciones de Vladímir Putin.

EE UU no acepta las exigencias de Rusia para evitar el avance de la OTAN

El presidente Vladímir Putin ha dejado claro qué es lo que desea: evitar la expansión de la OTAN por el territorio europeo. Rusia realizó una nueva petición a EE UU y al tratado para que los aliados frenaran la actividad militar en la región más oriental del Viejo Continente. En esta ocasión ha sido el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, el primero en responder por escrito a Moscú la negativa de llegar a un acuerdo internacional para evitar la expansión de la OTAN.

Afrontamos un momento clave para la seguridad en Europa”, expresó Stoltenberg, que además recordó que “hay más de 130.000 efectivos rusos junto a la frontera de Ucrania y están llegando más tropas”. Igualmente informó que existe constancia de movimientos de tropas rusas en Bielorrusia, país gobernado por Alexandr Lukashenko y que depende de las acciones de Putin para sostener su gobierno tras el estallido social del 2020.

La respuesta de EE UU fue similar. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, informó que la Casa Blanca hizo llegar al Kremlin su negativa de evitar la expansión de la OTAN. Bliken evitó hablar sobre el contenido del escrito, pero si mencionó que: “La puerta de la OTAN sigue abierta”.

En el centro de este tira y afloja del poder está Ucrania. El país se encuentra estratégicamente cerca de Rusia, por lo que sería una región de interés para la OTAN. La anexión del país al tratado ha estado en pausa durante años debido principalmente a las quejas de Rusia. A finales del año pasado las cosas empezaron a torcerse luego de que los servicios de inteligencia estadounidense confirmaran la presencia de tropas rusas en la frontera.

Pero Rusia pide demasiado, en especial, ante los últimos ataques perpetrados en 2014 donde llegó a violar la soberanía de Ucrania anexando a Crimea a su territorio. Ahora Putin pide garantías de que Ucrania y Georgia no serán anexadas a la OTAN, que el organismo no continuará expandiéndose y frenará toda su actividad miliar en Europa del Este, Asia Central y el Cáucaso.

Varios países critican las peticiones de Moscú ya que cada país es soberano y puede hacer lo que desee con su soberanía. Así lo dejó claro el secretario de la Alianza Atlántica al afirmar que “cada país es libre de elegir su camino”.

Pese a la posición de Stoltenberg, el Gobierno de Joe Biden ha dado entender que sigue abierto a la diplomacia para llegar a concretar acuerdos que permitan evitar una guerra a toda costa. ¿Estaremos ante un nuevo ‘Acuerdo de Múnich'? Aquel en el que el entonces primer ministro británico Neville Chamberlain cedió y permitió una invasión a la frontera de Checoslovaquia de parte de la Alemania Nazi en 1938 con tal de evitar una guerra con el Tercer Reich. La historia nos dice que un año después Hitler terminó de invadir el país y en ese mismo tiempo dio inicio a la Segunda Guerra Mundial tras la nueva arremetida del dictador a Polonia. @mundiario

EE UU no acepta las exigencias de Rusia para evitar el avance de la OTAN
Comentarios