¿En dónde está Henrique Capriles, antiguo enemigo número 1 del chavismo?

Henrique Capriles, líder opositor venezolano. / Twitter
Henrique Capriles, líder opositor venezolano. / Twitter

Ha pasado de ser candidato opositor a la presidencia de Venezuela al olvido absoluto, suspendido por el oficialismo y ensombrecido por la irrupción de Juan Guaidó.

¿En dónde está Henrique Capriles, antiguo enemigo número 1 del chavismo?

Henrique Capriles fue durante muchos años el gran líder de la oposición en Venezuela. Este abogado de 46 cuenta con una amplia trayectoria en la política de su país, iniciando como Presidente de la Cámara de Diputados entre enero y diciembre de 1999, luego como alcalde del municipio de Baruta, entre julio de 2000 y noviembre de 2008, y luego como gobernador del Estado de Miranda, entre noviembre de 2008 y octubre de 2017. Fue también candidato presidencial en dos ocasiones a nombre de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD, principal coalición opositora). Sin embargo, a día de hoy apenas se sabe algo de él y su nombre ya no aparece como noticia en los medios de comunicación tras haber sido el enemigo número uno del chavismo hasta hace no mucho tiempo. Sí son conocidos sus artículos semanales de opinión, que recoge MUNDIARIO.

Al buscar en medios de comunicación como El País o CNN, los resultados de la búsqueda arrojan como noticias más recientes aquellas publicadas, como muy temprano, a mediados del año pasado. La última gran noticia que se tiene de él, de hecho, fue falsa. En septiembre del año anterior se especuló que había inscrito un nuevo partido político llamado La Fuerza del Cambio. La agrupación formaba parte supuestamente de su plan de relanzamiento a la gran escena de Venezuela. Todo fue desmentido por él mismo.

Lo cierto es que quien compitiera dos veces por la jefatura de Estado en la república bolivariana ocupa a día de hoy un más que discreto segundo plano, agotado por tantos intentos fallidos de desbancar a Maduro. Llegó incluso a organizar la celebración de un referendo revocatorio a principios de 2016, pero su plan, como no podía ser de otra forma, fue bloqueado por las huestes de Nicolás Maduro. También fue uno de los grandes promotores de las intensas protestas masivas que inundaron las calles de todo el país en 2017. Su fuerza, no obstante, se fue disminuyendo a medida que el régimen de Maduro lo aislaba y le iba quitando del mapa.

En el Palacio de Miraflores sabían que Capriles por sí solo nunca cesaría en sus intentos por derrocar a Maduro. Acostumbrado a batallar, el excandidato presidencial y líder del partido Primero Justicia nunca se dejó amedrentar por las amenazas de Chávez, Maduro, Diosdado Cabello y demás barones del oficialismo. Así las cosas, y tras de verdad haber intentado por todos los medios lanzarlo al fondo del mar, el régimen se las ingenió para inhabilitarlo de toda actividad política durante 15 años.

Capriles nunca ha sido un hombre vehemente ni temperamental. Es más, su timidez ha llevado a que muchos le han acusado incluso de ser cobarde. Y no lo va a ser hoy en día, con Venezuela al vértice de una guerra civil de dimensiones como la de Siria probablemente. A su inhabilitación y temperamento flemático hay que sumar que la irrupción de Juan Guaidó y la resurrección mediática de Leopoldo López lo han terminado de arrastrar al ostracismo.

A estas alturas, lo único que se sabe de él es gracias a su Twitter. Al ingresar a su perfil (@hcapriles) cualquier usuario es recibido con una lista de publicaciones que siguen los eventos más recientes en el país luego de que el lunes Guaidó excarcelara a López y llamara a Ejército y pueblo a unirse contra el oficialismo. Eso sí, la mayor parte de tweets son retweets, es decir mensajes de otras cuentas reenviados por Capriles. También aparecen fotografías de las marchas organizadas estos días a raíz de lo mismo, pero basado en que todas son publicadas tan seguidas y en distintos ángulos y puntos del país, todo hace pensar que podrían haber sido publicadas por su equipo de colaboradores. Para encontrar una foto suya hay que remontarse hasta el 20 de abril, en donde aparece dando un premio a un deportista.

Henrique Capriles se ha dejado llevar a un súper discreto segundo plano dentro de los mismos opositores. Nunca se caracterizó por ser simpático ni campechano de cualquier forma. No obstante, su presencia podría darle un empujón a la fuerza opositora, que ahora sí parece dispuesta a llevar a Venezuela hasta el límite con tal de desbancar al régimen. ¿Cuánto tardará Capriles en reaparecer en alguna gran plataforma? @mundiario

¿En dónde está Henrique Capriles, antiguo enemigo número 1 del chavismo?
Comentarios