Donald Trump volvió a perder los papeles y amenazó con encarcelar a Clinton

Donald Trump y Hillary Clinton.
Donald Trump y Hillary Clinton.

Dentro de las muchas anécdotas del debate de ayer resalta la amenaza directa que el republicano le hizo a su contrincante si llega a ganar los comicios presidenciales.

Donald Trump volvió a perder los papeles y amenazó con encarcelar a Clinton

Hillary Clinton tiene una especie de instinto para caminar sobre la cuerda floja con los ojos vendados, resbalar pero igualmente avanzar y llegar al final con una sonrisa como si nada hubiera pasado. Acostumbrada a la persecución desde toda su carrera política, la hoy aspirante presidencial del Partido Demócrata saborea el peligro como un niño un helado de chocolate. Y a pesar de eso, Donald Trump le ha amenazado con mandarla a la cárcel si llega a ser presidente tras las elecciones del 8 de noviembre.

El empresario se presentó en Missouri para verse cara a cara nuevamente contra su rival en el debate televisado de CNN. Tras una semana dura luego de que se filtrara un vídeo con palabras soberbias y machistas, el empresario, de por sí con bajos niveles de autocontrol, volvió a subir el tono a su voz y dejó en evidencia que sigue sin saber exactamente cómo llegó hasta donde está ni cómo proceder. Durante una intervención le prometió a la exprimera dama que nombrará a un nuevo Fiscal General -quien en Estados Unidos es el equivalente al ministro de Justicia- para que la persiga y la ponga tras las rejas por su escándalo de correos electrónicos mientras estaba en la Secretaría de Estado. La amenaza pudo ser también un guiño a los seguidores republicanos, en su amplia mayoría enfrentados con su representante electoral, quienes en las grandes juntas del partido gritan "¡Enciérrenla, enciérrenla!", en referencia a Clinton.

Sin embargo, ese gesto podría también resultarle caro. El extremismo de Trump por primera vez ha adquirido ya amenazas directas a un personaje como el que tenía enfrente ayer. Su retórica podrá terminar de meterse a la bolsa a los más convencidos de que él es el camino, la verdad y la vida, pero alejará a los indecisos, a esos que se colocan a sí mismo en el centro del espectro, y que son indispensables al momento de estar en las urnas.

Esta vez no hubo ningún reparo del magnate a la experimentada política. Dolido por el vídeo que se filtró la semana pasada en el que confesaba su facilidad para acosar e incluso tocarle los genitales a las mujeres, Trump decidió esquivar cada bala que salía de la boca de Clinton, quien con su discurso feminista tenía materia prima de sobra para hacer añicos a su misógino oponente. Respondió el empresario recordando todos los casos similares y de violación que pesan contra Bill Clinton, esposo de Hillary, y como ésta ha acosado a las víctimas en complicidad con su esposo.

Horas antes del debate Trump organizó una escena en la que participaron cuatro mujeres que fueron víctimas del matrimonio Clinton. Las cuatro abusan a la pareja de abusos en distintos grados. Esas cuatro estuvieron sentadas entre el público, que tuvo la oportunidad de hacer preguntas a los candidatos a poco menos de un mes para las elecciones. El republicano aseguró que había pronunciado palabras de las que se arrepentía, pero los Clinton perpretraron delitos que no se pueden resarcir con palabras.

El debate no tuvo un gesto tan básico como el estrechón de manos que sí se dieron el 26 de septiembre. La estrategia de Clinton pasó por dejar que Trump muriera por su propia boca, algo que a él se le da muy bien. De sus propias palabras halagó a la Siria de Bachar El Asad, la Rusia de Vladímir Putin, anatemas de Washington, y el Irán de los ayatolás por matar despiadadamente a terroristas del ISIS. Es más, llegó un punto en que exclamó: "¡qué estupido es nuestro país!". Mientras la exsecretaria de Estado probablemente se reía para sus adentros.

Pese a todo, y considerando los hechos de esta última semana, por los que se llegó a rumorar que abandonaría la carrera, Trump no sale en peor posición de la que llegó. El siguiente y último encuentro está programado para el 19 de octubre.@hmorales_gt

Donald Trump volvió a perder los papeles y amenazó con encarcelar a Clinton
Comentarios