Detenidos dos agentes del CNI por filtrar información secreta a los servicios de EE UU

Esperanza Casteleiro, directora del CNI. / RR.SS.
Esperanza Casteleiro, directora del CNI. / RR.SS.

Los dos presuntos traidores fueron arrestados por parte de la Policía Nacional, pasaron a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión provisional y preventiva. Según El Mundo, el funcionario que menos peso tenía en la filtración habría sido puesto en libertad.

Detenidos dos agentes del CNI por filtrar información secreta a los servicios de EE UU

Al menos dos agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) han sido detenidos en los últimos días por un presunto delito de revelación de secretos, según ha adelantado El Confidencial. De acuerdo con el medio digital, una jueza de instrucción de Madrid ha abierto diligencias contra los dos funcionarios por la presunta filtración de documentos clasificados a los servicios de inteligencia de EE UU, no un país hostil, sino aliado.

No han trascendido muchos detalles del caso, que se mantiene reservado al tratarse de acciones e información confidencial de los servicios de inteligencia españoles. Pero la ministra de Defensa, Margarita Robles, de quien depende orgánicamente el CNI, ha confirmado este lunes en la base de Adazi en Letonia, donde ha acudido a visitar a las tropas españolas en la misión báltica de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que se ha abierto un procedimiento judicial contra los dos agentes y que la denuncia contra ellos ha sido presentada ante el juzgado de guardia por el propio servicio de inteligencia.

Robles no ha querido ofrecer más detalles, alegando que la causa ha sido declarada como secreta. De acuerdo con El Mundo, periódicamente el centro de inteligencia que dirige Esperanza Casteleiro realiza controles sobre el uso de la información clasificada y los documentos secretos, y que fue precisamente durante una revisión que tuvo lugar a finales de septiembre y a principios de octubre que se descubrió que dos agentes estaban transmitiendo secretos de manera ilegal a los servicios de EE UU.

Todavía no ha trascendido cuánta información y su contenido ha sido transmitido a los agentes estadounidenses, pero el mismo periódico resalta que los controles internos y la investigación posterior en el CNI destaparon que “parte de la información fue vendida por dinero”, aunque supuestamente también habría otras razones de peso que no han sido desveladas aún.

Los dos presuntos traidores fueron arrestados por parte de la Policía Nacional, pasaron a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión provisional y preventiva. Supuestamente, según El Mundo, el funcionario que menos peso tenía en la filtración habría sido puesto en libertad, el otro continuaría preso.

El diario también ha informado de que la tarea de los servicios de espionaje españoles ahora pasará a evaluar el daño que ha producido la filtración, aunque aparentemente no ha afectado a ninguna de las operaciones en curso del CNI ni a sus relaciones con otros servicios de espionaje de otros países. @mundiario

Comentarios