La densa nube rusa sigue sin abandonar la Casa Blanca de Donald Trump

Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us
Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us

La trama amenaza con destrozar a la asediada Casa Blanca, cuando uno de sus aliados más cercanos trata de evitar un espectáculo público en el Capitolio.

La densa nube rusa sigue sin abandonar la Casa Blanca de Donald Trump

El anuncio del fiscal general Jeff Sessions, de que testificaría ante los investigadores del Senado acerca del tema de Rusia sorprendió a todos, incluido el comité de inteligencia. Ahora, antes de que él mismo testifique, el foco está en si aparecerá o no ante las cámaras de televisión, tal como lo hizo el ex director del FBI James Comey la semana pasada, cuando 19,5 millones de estadounidenses pudieron verlo.

El equipo de Trump ha luchado para alejar el foco de Rusia. La Casa Blanca espera esta semana impulsar un mensaje centrado en su agenda. La hija y principal consejera del presidente, Ivanka Trump, dirige varios eventos centrados en el desarrollo de la fuerza de trabajo y la asequibilidad de la educación universitaria.

Pero Rusia y el propio Twitter de Trump amenazan con borrar todo ese esfuerzo, al igual que sucediera con la Semana de la Infraestructura, la semana pasada. Además del posible testimonio de Sessions, la pregunta sigue siendo si Trump grabó sus conversaciones con Comey o no.

Añadiendo a la tensión para la Casa Blanca se acercan rápidamente los plazos en el Congreso para aprobar el proyecto de ley de salud antes de la fecha límite del 30 de septiembre, y además  acordar un plan de reforma tributaria, ambas las principales promesas de campaña del presidente.

El fiscal general está saliendo de una semana desastrosa. Después de que la Casa Blanca no diera a Sessions un respaldo público completo cuando Comey dijo a los senadores que el fiscal podría haber tenido una tercera reunión no revelada con el embajador de Rusia en Estados Unidos, Serguéi Kislyak.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política

 

La densa nube rusa sigue sin abandonar la Casa Blanca de Donald Trump
Comentarios