La defensa de Calvo a los indultos deja entrever que Sánchez desoirá al Supremo

Carmen Calvo, vicepresidenta primera de Gobierno. / Captura TV
Carmen Calvo, vicepresidenta primera de Gobierno. / Captura TV

La vicepresidenta primera de Gobierno ha dicho en Canal Sur que el indulto es una facultad política más no jurídica

La defensa de Calvo a los indultos deja entrever que Sánchez desoirá al Supremo

Un gran revuelo ha causado la declaración de la Vicepresidenta primera de Gobierno, Carmen Calvo, sobre el caso de los indultos a los presos del “procés” que deja suponer que el presidente Pedro Sánchez firmaría la medida a pesar de los informes del Tribunal Supremo y de la Fiscalía.

Calvo se sostiene en el argumento que el indulto es una medida política, más no jurídica y en tanto, corresponde al ejecutivo aplicarla a o no. La declaración la hizo en Canal Sur durante el programa Despierta Andalucía.

"Llevamos más de una década con el conflicto en Cataluña que trastorna la vida política y el Gobierno de la Nación tiene la obligación de romper ese bucle. No ponen el sofá ninguna sentencia”, ha dicho.

Calvo se adelanta al proceso que deviene después de publicarse los informes del Supremo y la Fiscalía, es decir, debe darse una discusión en Consejo de Ministros para evaluar los argumentos del tribunal, pero, se entiende que ya Calvo ha dado su opinión.

Una de las polémicas sobre el NO a los indultos, está relacionado a la falta de arrepentimiento por parte de los independentistas, cosa que resaltó el informe del TS como una de las sugerencias a la negativa del indulto.

“Los independentistas no van a dejar de ser independentistas, es su posición política. Lo que tiene que ocurrir es que nadie pueda levantarse contra el orden constitucional. Cuando eso ocurrió, el PSOE estuvo donde tenía que estar”, declaró.

Fernando Ramos, articulista de Mundiario, insiste en que, si bien el indulto como medida de gracia “anula la pena”, pero no borra ni anula el delito, que persiste.

Y vuelve a preguntarse: “qué va a pasar con las responsabilidades derivadas del delito conexo de malversación de fondos públicos. En todo caso, una cosa es la pena principal y otra las accesorias o la responsabilidad civil en su caso. Porque, ¿hasta dónde va a llevar Sánchez la renuncia al ejercicio del poder punitivo del Estado? ¿Cómo viste sus propias palabras de concordia frente a la actitud de los condenados y las proclamas del nuevo presidente de la Generalitat en el mismo orden de los objetivos de aquéllos?”. @mundiario.

La defensa de Calvo a los indultos deja entrever que Sánchez desoirá al Supremo
Comentarios