Cronología del caso Nóos: aquel que dividió a la familia real española

El rey Juan Carlos I y la infanta Cristina
El rey Juan Carlos I y la infanta Cristina. / Archivo.

La monarquía española sigue sufriendo las secuelas que dejó el caso donde se vieron involucrados los exduques de Palma: él, un deportista destacado y ella, la Infanta de España e hija del entonces Rey.

Cronología del caso Nóos: aquel que dividió a la familia real española

Cada vez falta menos para saber la sentencia del polémico caso Nóos, el mismo que terminó dividiendo a la familia real española e incluso afectó su imagen como ningún otro escándalo. Luego de saberse la implicación de Cristina e Iñaki, duques de Palma en todo el caso, el entonces rey Juan Carlos I procedió a ir cediéndole terreno a su heredero, llegando así en medio de la crisis Felipe VI que ha ido cambiando las reglas del juego para mantener la imagen de la monarquía, algo que lo llevó a tomar una decisión que le tuvo que pesar a nivel muy personal: quitarle sus títulos a su hermana y apartar por completo a su familia de los actos públicos.

Tras este oscuro episodio, solo queda esperar la sentencia final contra Urdangarin, pero es importante recordar la cronología del caso que destapó la corrupción dentro de la monarquía en España:

> Nace el Instituto Nóos: en el año 2003 y de la mano de Diego Torres e Iñaki Urdangarin nació el Instituto Nóos. Dicho instituto nació con la idea de dedicarse a la investigación aplicada realizando estrategias e investigaciones de mercado para grandes empresas. Al año siguiente, el entonces duque se convierte en el presidente, Torres es nombrado vicepresidente y a la junta directiva entran la Infanta Cristina y Carlos García Revenga, secretario personal de las infantas y funcionario de la Casa Real. Con poco más de tres años de haber nacido, Nóos logra una cartera de más de 100 clientes con grandes empresas. Según Hacienda, Nóos llegó a facturar 16 millones de euros entre 2006 y 2010.

> Lujos: desde el año 2004, los entonces duques empezaron a llamar la atención gracias a los lujos que se daban, entre ellos, se cuenta la compra y reforma de la casa de Pedralbes con 1.000 metros cuadrados y 2.000 de parcela.

Para el año 2005, la Casa Real le pide a Urdangarin que deje el Instituto Nóos por su posición como miembro de la familia real. Posterior a esto, el duque realiza su siguiente movimiento y crea Aizoon junto a su esposa, lo que hace que multiplique de forma sustanciosa sus ingresos entre 2002 y 2009. Esta sería la pantalla que Iñaki usó para defraudar a Hacienda, según el juez instructor.

Cabe destacar que con la creación de Aizoon, la Infanta llega a realizar pagos familiares con cargo a la empresa entre los que se han contado 15.210 euros de un viaje a Brasil; clases de salsa por 707 euros; 1.189,65 dólares en siete entradas para un musical en Nueva York; 39.567 euros en muebles y librerías, entre muchos otros llamativos gastos, cuyas facturas eran a nombre de Aizoon.

Implicados en el caso Nóos. / Archivo.

> Investigación: un año antes de que comenzaran formalmente las investigaciones, en 2009, el duque es contratado por Telefónica y lo envía a Washington. Al año siguiente comienza la pesadilla de la Casa Real cuando en julio del 2010 el juez Castro abre una pieza separada número 25 para investigar actividades delictivas vinculadas al Instituto Nóos. En noviembre anticorrupción registra la sede del lugar y al año siguiente, en diciembre, el duque es imputado por supuestas prácticas delictivas en el conglomerado de empresas del Instituto Nóos.

> Polémica: el 25 de febrero de 2012, Iñaki testifica como imputado por “prevaricación, malversación, fraude, falsedad y blanqueo de capitales por haber, presuntamente, desviado fondos públicos y privados desde el instituto sin ánimo de lucro Nóos hacia sus empresas”, tal como reseña Vanity Fair. Desde allí, todo sigue en picada donde Urdangarin expresa que todo el caso por corrupción es culpa de Torres, su socio, y deja entredicha la implicación de la duquesa.

El gran golpe contra el reinado de Juan Carlos I lo dio Diego Torres, cuando presentó una serie de correos molesto con Urdangarín donde resaltó el papel del Rey en los negocios de su yerno, de la implicación de la Infanta Cristina en el caso, y la relación “estrecha” que mantenían Urdangarin y Corinna. Los únicos que lograron salir ilesos fueron los entonces príncipes de Asturias, la Infanta Elena y doña Sofía.

La familia Urdangarín-Borbón regresa de Washington y se instala en Barcelona donde son repudiados por el público, acechados por los medios y los niños del matrimonio son perseguidos durante la salida del colegio. Mientras, se filtran una serie de emails de Urdangarín donde queda patente sus mofas contras Letizia, Jaime de Marichalar o José María Aznar.

> Comienza el calvario de Cristina: comenzando el 2013, la fiscalía imputa a Urdangarin y Torres, mientras, la Casa Real retira oficialmente todas las referencias del duque de la web.

Para febrero, Torres sigue mostrando correos donde demuestra que la Casa Real y la infanta no eran ajenas a las actividades de Urdangarin, quien siguió formando parte de Nóos a pesar de las órdenes del monarca. Ese mismo mes Urdangarín asegura que no recibió autorización de la Casa Real para realizar sus actividades.

En abril, Cristina de Borbón es imputada por blanqueo de capitales y otros dos delitos fiscales, pero ante la sentencia del juez Castro se imponen las trabas del fiscal anticorrupción que entiende que ella no es culpable, mientras que la Audiencia Provincial de Baleares rechaza las acusaciones.

En julio las cosas toman un camino ridículo al descubrirse las infidelidades de Urdangarin que quedó en evidencia luego de que salieran a la luz correos íntimos enviados a otra mujer que no era su esposa. Finalmente, hartos del asedio, la familia se muda a Suiza y empiezan a vivir en un mundo paralelo donde allá son felices, pero aún deben rendir cuentas en España.

Cristina de Borbón. en el banquillo. / EP

Cristina de Borbón. en el banquillo. / Archivo.

 

> El Rey abdica: en 2014 la Infanta es imputada por segunda vez y de esta no se escapa, puesto que es llamada a testificar. Acude el 8 de febrero a los juzgados de Palma donde estuvo por más de seis horas y dejó un resumen muy preparado para evitar cualquier implicación en el caso. La prensa del día siguiente la destrozó gracias a la gran cantidad de evasivas a las que recurrió para responder a las 400 preguntas que se le realizaron.

Urdangarin es completamente apartado de la Casa Real y el 2 de junio Juan Carlos I toma el papel del emérito y las Infantas Cristina y Elena dejan de ser miembros de la Casa Real y pasan a ser familia del Rey. El 19 del mismo mes, Felipe VI es coronado como Rey de España y doña Cristina no asiste al evento oficial. En diciembre, el juez ratifica la apertuta de un juicio oral contra la Infanta. Para el 2015, el rey Felipe VI decide revocar a los Urdangarin-Borbón el ducado de Palma.

> El juicio: comenzó el 11 de enero del 2016 y por primera vez un miembro de la Casa Real se sienta en el banquillo de los acusados. En febrero Urdangarin presta su declaración sin señalar a Torres. Y llega el mes de marzo, cuando es el turno de la Infanta quien brinda una declaración sobre la confianza.

> Sentencia: el 17 de febrero del 2017 la Infanta es absuelta del caso Nóos, pero su esposo es condenado a 6 años y 3 meses de prisión por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales. Ante esto, los abogados recurren a una sentencia, cuyo resultado sabremos dentro de poco. @mundiario

Cronología del caso Nóos: aquel que dividió a la familia real española
Comentarios