La crítica de Podemos a Amancio Ortega está mal argumentada desde el punto de vista fiscal

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, en la Moncloa. / Fernando Calvo del Pool Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez Marcote. / Fernando Calvo del Pool Moncloa

Ortega no cobra personalmente grandes dividendos ni hace las donaciones millonarias. Lilith Verstrynge y Pablo Echenique vuelven a incurrir en el mismo error que Iglesias.

La crítica de Podemos a Amancio Ortega está mal argumentada desde el punto de vista fiscal

La Fundación Amancio Ortega decidió destinar 280 millones de euros a la compra de equipos contra el cáncer en diez hospitales públicos, al dar continuidad a un programa de actuación con varios precedentes similares. Se trata esta vez de nuevos equipamientos que utilizan los protones para la radioterapia, una técnica más precisa y segura que la utilizada actualmente. En concreto los nuevos equipos de protonterapia se destinan a hospitales públicos de A Coruña, Madrid (2), Barcelona (2), Málaga, Sevilla, Valencia, Bizkaia y Gran Canaria, según un convenio firmado en el palacio de la Moncloa por la fundación ligada al dueño de Inditex, el Gobierno de España y las comunidades autónomas beneficiadas por tales equipamientos. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se hizo una foto con Flora Pérez Marcote, vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la firma del plan de colaboración, este martes en La Moncloa.

Posteriormente, Podemos –socio del PSOE en el Gobierno de coalición– criticó la donación de esos equipos de protonterapia a la sanidad pública. Está en su derecho, pero no en el de hacer acusaciones en falso. La secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, publicó en las redes sociales un mensaje en el que sostiene que el fundador de Inditex, Amancio Ortega, "no es un filántropo, sino un evasor fiscal". En el comentario, recogido en varios medios de comunicación, también se refiere a la donación como "una campaña de publicidad". A su vez, el portavoz de Unidas Podemos  en el Congreso, Pablo Echenique, se pronunció en términos similares sobre Amancio Ortega. Los ministros del área de Podemos al menos de momento no hicieron comentarios al respecto.

La elusión fiscal no siempre constituye una infracción porque se mueve en el límite de la legalidad

¿Por qué el lenguaje de Podemos es poco fino en términos fiscales al acusar a Amancio Ortega de un delito? “La delgada línea roja entre la elusión y la evasión reside en un aspecto puramente legal: unos –los que pueden– se zafan de Hacienda con todas las de la ley, mientras que otros –pudientes y no pudientes– esquivan el pago de impuestos defraudando, sin prestar atención a la letra pequeña”, como explican desde el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha. Dicho de manera más clara: la elusión fiscal no siempre constituye una infracción porque se mueve en el límite de la legalidad.

Si Podemos sostiene que Amancio Ortega cometió un delito no debería acudir a las redes sociales, sino al juzgado; máxime tratándose de un partido de Gobierno, y no consta que lo haya hecho.

En consecuencia, sería Amancio Ortega quien podría querellarse contra los líderes de Podemos, al estar siendo acusado públicamente de un delito, ya que la evasión fiscal o evasión de impuestos, conocida también como fraude fiscal, es una conducta ilícita.


Tal vez también te interese:

En 2012 propuse desde El País que Ortega hiciese lo contrario de lo que dice Iglesias


Llueve sobre mojado. Hace ahora unos dos años, el entonces líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, arremetió –no por primera vez– contra Amancio Ortega Gaonaaccionista mayoritario de Inditex, a quien acusó de no pagar suficientes impuestos. "Imagínate que vas a cenar, y en vez de la cuenta de 50 euros, no pagas al restaurante y solo dejas diez de propina. Pues esto pasa con Amancio Ortega. El año pasado facturó (sic) 1.600 millones de euros en dividendos y solo pagó un 5% de impuestos, 80 millones, cuando cualquier ciudadano hubiera pagado unos 320-340 por esa cantidad", aseguró el entonces líder de Unidas Podemos en el programa El Hormiguero, de Antena 3. En realidad, la cantidad exacta de aquel dividendo ascendía a 1.626 millones de euros. El resto de la argumentación de Pablo Iglesias resultó mitinesca.

Amancio Ortega no cobra personalmente grandes dividendos ni hace las donaciones millonarias

¿Entonces el líder de Podemos no tiene razón? Formalmente, su análisis no es correcto, ya que Amancio Ortega no cobra personalmente esos 1.626 millones de euros, sino que lo hace a través de dos sociedades. El mismo error de Pablo Iglesias se comete habitualmente en la prensa, donde de manera coloquial se dice que Amancio Ortega cobra el dividendo de Inditex. De hacerlo sería a través de Pontegadea Inversiones SL, desde donde controla la inmobiliaria Pontegadea, y de Partler, SL, en función de su participación como socio de esas compañías. En Inditex, donde dejó de ser presidente, tiene derecho a una remuneración anual de 100.000 euros como consejero, en su condición de vocal. El que realmente cobra por vía salarial es Pablo Isla, presidente de la matriz de Zara, que con datos del año en el que  Pablo Iglesias hizo sus acusaciones percibía 9,48 millones de euros al año como primer ejecutivo y tenía 8,3 millones en su plan de pensiones.

El cobro de dividendos se considera rendimiento del capital y tributa al 19% para importes de hasta 6.000 euros. A partir de 6.000 y hasta los 50.000 euros se paga el 21%, y a partir de 50.000 euros, se tributa al 23%. Es la misma fiscalidad que se aplica a las ganancias de la compraventa de acciones. Por tanto, si fuese como decía Pablo IglesiasAmancio Ortega debería pagar 373,9 millones de euros, tampoco 320 ni 340 millones. Pero no era el caso.

Amancio Ortega, vocal del consejo de administración de Inditex, grupo del que es fundador, es el máximo accionista de la compañía con acciones que posee a través de Pontegadea Inversiones SL y de Partler 2006, SL, con las que controla de Inditex, al superar el 50% con creces.

La sociedad Pontegadea Inversiones, SL, de la que Amancio Ortega es presidente, titular en 2019 de 1.558.637.990 acciones representativas del 50,01% del capital social de Inditex, está representada en el consejo de administración de Inditex por Flora Pérez Marcote, mujer de Amancio Ortega y vicepresidenta de la sociedad. Pontegadea Inversiones, SL registró en 2018 un beneficio neto de 1.817 millones de euros –cifra superior a su supuesto dividendo en Inditex–, un 23,1% más que en 2017, año en el que ganó 1.475 millones de euros. A su vez, el resultado de explotación de Partler 2006, SL en 2017 fue de 226 millones de euros. Datos clave para situar en su contexto las declaraciones de entonces de Pablo Iglesias.

Sin conocerse los dividendos de Pontegadea Inversiones, SL y de Partler 2006, SL resulta imposible, por tanto, determinar el dividendo final de Amancio Ortega, que tiene por norma capitalizar ambas sociedades. Si bien no es fácil determinar el dividendo exacto que cobra Amancio Ortega, sí es posible constatar que su retribución –vista su dimensión– sería modesta, teniendo en cuenta las remuneraciones totales del equipo directivo de sus filiales. Por simplificar el caso, los varios miles de millones de euros que se le atribuyen están invertidos básicamente en inmuebles situados en las principales capitales del planeta, así como en acciones de Inditex. Las grandes cifras que maneja no están, por tanto, en fondos de inversión ni menos aún en cuentas bancarias.

Organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación elegidos por el entorno de Inditex también están entre los beneficiarios de la obra fundacional de Amancio Ortega

¿Qué pasa con el dinero que dona Amancio Ortega de manera indirecta? Pontegadea Inversiones, SL también es la encargada de nutrir la Fundación Amancio Ortega, que no es la primera vez que hace donaciones a la sanidad pública. En 2019 ya se dio a conocer otra de 310 millones de euros para la compra de avanzados equipos de detección del cáncer en toda España. De su caja también salieron los 90 millones de euros necesarios para construir siete residencias de mayores en A Coruña, Vigo, Ferrol, Santiago, Lugo, Ourense y Pontevedra. Asimismo, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación elegidos por el entorno de Inditex están entre los beneficiarios de su obra fundacional.

Es evidente que ni Amancio Ortega a título personal ni Inditex hacen grandes donaciones directamente, sino que las vehiculan a través de la Fundación Amancio Ortega, nutrida por Pontegadea Inversiones, SL, donde confluyen los dividendos de Inditex y los ingresos por alquileres de sus grandes edificios en ciudades como Nueva York, Chicago, Miami, Londres, París o Madrid. Si alguien quiere cuestionar –a fondo– la fiscalidad de Amancio Ortega va a tener que hablar directamente con Hacienda. Y no solo en España. @J_L_Gomez

Parlamento Europeo.

Parlamento europeo. / Mundiario

Inditex también fue acusada de eludir 585 millones en impuestos en la UE

No solo Pablo Iglesias, Lilith Verstrynge y Pablo Echenique han cuestionado la fiscalidad relativa a Inditex: también lo hicieron Los Verdes del Parlamento europeo. La multinacional coruñesa ya rebatió las conclusiones del informe titulado Tax Shopping: Exploring Zara’s Tax Avoidance Business (Explorando el negocio de Zara como evasor de impuestos), presentado por el grupo Los Verdes en la eurocámara, cuya principal conclusión es que la firma de moda habría eludido, pese a actuar dentro de la legalidad, al menos 585 millones de euros entre los años 2011 y 2014. Inditex, según Los Verdes, utilizó "técnicas agresivas" de elusión de impuestos durante ese periodo, sobre todo en Países Bajos, Irlanda y Suiza.

La compañía propiedad de Amancio Ortega argumenta que “Inditex cumple escrupulosamente con la normativa fiscal de los 93 mercados en los que está presente” y que la tasa fiscal del grupo en el período 2011-15 fue del 22-24% como consecuencia de los diferentes niveles impositivos en cada jurisdicción donde tiene actividad (España-25%, Reino Unido-20%, Alemania-28%, Rumanía-16%, Rusia-20%, Irlanda-12,5%, Polonia-19%, China-25%, Francia-33%, Grecia-29%, Italia-27%, Austria-25% o Turquía-20%). Inditex también considera que el informe de Los Verdes parte de "premisas equivocadas" que le conducen a "conclusiones erróneas”. @mundiario

La crítica de Podemos a Amancio Ortega está mal argumentada desde el punto de vista fiscal
Comentarios